Seis están en Fase 4 y cinco en cuarentena: El escenario de las 32 comunas que alcanzaron el 75% de vacunación

Fuente: EMOL
Categoría principal: Economía. Palabras clave: Cuarentenas.
Ollagüe, El Tabo y Laguna Blanca. (Emol)

Un estudio realizado en Brasil con la fórmula de Sinovac mostró que las hospitalizaciones y muertes disminuyen considerablemente al alcanzar dicho umbral de cobertura. En Chile, las ciudades que han llegado a esa meta tienen características muy diferentes.

Diez días después del inicio de la campaña de vacunación masiva, ya había diez comunas que destacaban por la rapidez en la entrega de dosis. La primera de ellas fue Laguna Blanca, en Magallanes, que para esa fecha había vacunado al 96% de sus 264 habitantes. La comuna tiene un 11% de adultos mayores de 65 años, un 34% de personas entre 45 y 64 años y un 23% de habitantes de 30 a 44. También hay un 12% de jóvenes entre 15 y 29 años. De ellos, toda la población objetivo fue vacunada. Hoy Laguna Verde tiene el 100% de su población susceptible con dos dosis del antídoto para el covid-19 y su gente se mueve en un territorio en Fase 3.

Al comienzo de la campaña destacaban otras cuatro comunas de Magallanes: Río Verde, Cabo de Hornos, San Gregorio y Timaukel, todas comunidades pequeñas y aisladas que no superan los 800 habitantes. La última, de hecho, tiene apenas 85 ciudadanos. Hoy todas ellas alcanzaron un excelente índice de vacunación: en Río Verde y Timaukel se llegó al 100% de inoculados con dos dosis, en Cabo de Hornos va en el 99% y en San Gregorio en un 81% de inmunizados con dos dosis. Todas estas comunas se encuentran hoy en Fase 4, es decir, Apertura Inicial, la etapa del Paso a Paso que permite mayor libertad.

En la actualidad, existen 32 comunas en el país que han logrado vacunar con el esquema completo a más del 75% de su población objetivo, un porcentaje que se considera como posible umbral de rebaño y que este lunes fue presentado como deseable por un estudio brasilero hecho con Sinovac. El Instituto Butantan mostró cifras del análisis realizado en Serrana, una localidad en el interior de Sao Paulo, donde al menos 30 mil de sus 45 mil habitantes fueron vacunados. Los resultados muestran que al vacunar al 75% de la población las hospitalizaciones disminuyen un 86% y las muertes un 95%.

En el norte solamente hay dos de ellas y ambas en la Región de Antofagasta: Ollagüe, que ha administrado la primera dosis al 81% de su población y la segunda al 79%, y Sierra Gorda, que ya alcanzó el 100%. La primera es una pequeña comuna de 287 habitantes y la segunda una localidad de 1.772 personas. Ambas son eminentemente territorios jóvenes. En Sierra Gorda, por ejemplo, apenas el 5% de los ciudadanos tiene más de 65 años. En ambos casos el 30% de su población tiene entre 30 y 44 años. Los dos territorios gozan de cierta libertad: Ollagüe está en Fase 4 y Sierra Gorda en Fase 3.

En la Región de Valparaíso el panorama comienza a cambiar. Si bien hay ocho comunas que alcanzaron el umbral, viven una realidad particular. El Quisco (90% con segunda dosis), El Tabo (99%) y Puchuncaví (91%). Según el último informe epidemiológico, cada una de ellas tiene 64, 42 y 50 casos activos, lo que las mantiene en cuarentena. y es que en el caso de las comunas costeras, el alto flujo de turistas internos y visitantes de segundos hogares entrega un factor adicional a considerar, por lo que la vacunación por sí sola no logra controlar la pandemia: se requieren medidas adicionales de autocuidado y disminución de movilidad. Lo mismo ocurre en Algarrobo (99%), Santo Domingo (91%) y Zapallar (100%), que están en Fase 2, y con Papudo (100%) y Concón (99%), que se mantienen en Fase 3.

Solamente tres comunas de la Región Metropolitana han superado el 75% de vacunación con dos dosis y se trata de territorios del sector oriente: La Reina (95%), Providencia (98%) y Vitacura (97%). El efecto de rebaño no se puede apreciar dentro de la región debido a la alta interconexión que existe entre las distintas localidades, que se expresa incluso en la estructura del sistema de salud: mientras haya comunas con porcentajes de vacunación inferiores al 40%, como ocurre en Puente Alto y Lampa, la protección colectiva no será significativa dentro de la capital.
En el Maule, la comuna costera de Licantén, donde se ubica la playa de Iloca, está en Cuarentena pese a haber vacunado al 76% de su población. Pelluhue, otro de los atractivos turísticos de la zona, se mantiene en Fase 3 con un 78% de su gente inoculada con ambas dosis. También es el caso de Vichuquén, que ha llegado al 87% de cobertura del esquema completo de vacunación.

También la comuna costera de Ñuble, Cobquecura, está en Fase 3 con un 77% de su población objetivo vacunada y luego de haber controlado una subida de casos en marzo y abril. Ninhue, Ránquil y San Nicolás, localidades más bien rurales de entre 5 mil y 12 mil habitantes, también alcanzaron la meta de vacunación: todas tienen un 75% de cobertura. Las dos primeras retrocederán mañana a Transición y la tercera está en Cuarentena.

Si bien en el Biobío ninguna comuna ha llegado al 75% de inoculados, destaca el caso de Concepción, la única comuna de gran envergadura que ha alcanzado la vacunación del 71% de su población objetivo. Más hacia el sur solo queda Guaitecas, en Aysén, una localidad de 1.600 habitantes donde ya se inmunizó al 81% del total de susceptibles. Sus habitantes viven en Fase 4.