Libertad Económica: Chile pierde puntos, pero mantiene séptimo lugar en el mundo

Fuente: La Tercera
Categoría principal: Internacional. Palabras clave: chiloe en le mundo

La libertad económica en Chile se deterioró en el último año, pero esto no impidió que el país se mantuviera entre los 10 mercados más libres del mundo. El Índice de Libertad Económica 2016, elaborado por la Fundación Heritage -think tank estadounidense- y The Wall Street Journal, reveló que el país se ubicó séptimo a nivel global, con 77,7 puntos de un total de 100. Esto significa que es clasificado como mayormente libre.

El listado estuvo nuevamente liderado por Hong Kong, territorio que ha encabezado el índice desde su creación en 1995. Corea del Norte recibió la menor calificación con sólo 2,3 puntos y ocho economías no poseen información suficiente para ser examinadas.

Si bien Chile se mantuvo séptimo por quinto año consecutivo y siguió como líder regional, el desempeño local ha empeorado continuamente desde 2013, cuando alcanzó un máximo de 79 unidades. En la versión número 22, Chile cedió 0,8 puntos respecto de 2015.

“Varias medidas destacadas emprendidas en años recientes amenazan la bien establecida tradición de libertad económica de Chile”, aseguró el reporte que se basó en información disponible hasta mediados de 2015 y que es patrocinado por el Instituto Libertad y Desarrollo (LyD).

El estudio detalló que, junto con la implementación de iniciativas tributarias redistributivas, el gobierno elevó la tasa impositiva de las empresas y está previsto que suban aún más. A esto se suma que los cambios laborales han estado centrados en elevar el salario mínimo y fortalecer el poder de negociación de los sindicatos.

De todos modos, el análisis destacó que el país sigue siendo uno de los líderes globales en libertad económica. “La flexibilidad y la apertura le han dado a la pequeña economía una capacidad impresionante para ajustarse a los shocks externos”, enfatizaron los autores antes de agregar que los diversos acuerdos comerciales suscritos por Chile son una muestra del “fuerte compromiso” con la liberalización del comercio y la inversión.

Los expertos también subrayaron que “el sistema judicial independiente respalda el Estado de derecho”.

Por categoría

De los 10 indicadores analizados, el rendimiento local empeoró en seis: derechos de propiedad (- 5 puntos), libertad de inversión (-5), libertad laboral (-2,7), libertad monetaria (-2,7), libertad fiscal (-1,7) y gasto del gobierno (-0,2).

El país mejoró en libertad de comercio (4,4 unidades), libertad de negocio (2,8) y libertad de corrupción (2), mientras que mantuvo sin cambios su puntaje en libertad financiera.

Sobre el componente “Estado de derecho”, el informe sostuvo que, a pesar de que Chile se mantiene como uno de los países menos corruptos de América del Sur y de que su sistema judicial es independiente, competente y generalmente libre de la interferencia política, los diversos escándalos de corrupción destapados el año pasado sacudieron la confianza de los inversionistas.

En cuanto al “Tamaño del gobierno”, los especialistas puntualizaron que la carga tributaria equivale a 20,2% del PIB y que el gasto gubernamental corresponde a 23,7% de la economía. Si bien el desembolso público ha provocado pequeños déficit, la deuda soberana sigue bajo control.

El reporte destacó que el marco regulatorio empresarial se mantiene competitivo con un mercado laboral dinámico. Existen diversos proyectos de energía no convencional en construcción para diversificar la matriz de generación eléctrica y el gobierno continúa resistiendo las presiones para subsidiar la electricidad.

Al evaluar la apertura de los mercados, la Fundación recalcó que el arancel promedio es de 1,8% y que el sistema financiero es uno de los más competitivos de la región gracias a un sector bancario bien capitalizado y estable, lo que le permite ofrecer una gran variedad de servicios.

Deterioro continuaría

Francisco Klapp, investigador del programa económico de LyD, advirtió que el panorama para el rendimiento futuro de Chile “no es muy alentador” y que es “bastante predecible” que el deterioro mostrado hasta ahora continuará.

El experto detalló que la calificación nacional en la categoría “Tamaño de gobierno” seguirá disminuyendo a medida que se implementan las modificaciones a los impuestos.

“La reforma tributaria va a seguir aumentando la carga impositiva y el gasto del gobierno, los déficit fiscales están en niveles que preocupan y todo eso va a seguir empeorando nuestro puntaje en materia de tamaño de gobierno de aquí a 2020”, explicó.

El economista añadió que el componente de “Eficiencia regulatoria” también podría verse afectado negativamente por los cambios que impulsa el gobierno en el área laboral.

“Respecto a la libertad para trabajar, también parece difícil pensar en mejoras en el índice. Seguimos discutiendo una ley que rigidiza el mercado laboral y que pone complicaciones”, expresó.

Además, a juicio de Klapp, la discusión acerca del salario mínimo no se ha hecho de manera ordenada y no responde a los parámetros de productividad de nuestra economía.