RAFAEL CUMSILLE HIZO HONOR A PLANTEAMIENTO CHILENO DE EMPAREJAR LA CANCHA: ECOS DE SU INTERVENCIÓN EN CONGRESO DE LAS AMÉRICAS

Fuente: Confedechtur
Categoría principal: Historias de Emprendedores. Palabras clave: congreso de las americas

Transcurridos unos días desde el término del XXIV Congreso del Comercio Detallista de las Américas en República Dominicana continúan los positivos comentarios acerca de la intervención del presidente de CONAPYME y de CONFEDECHTUR, Rafael Cumsille, el jueves 9 en el foro continental de Santo Domingo.
El líder gremial conquistó con su alocución a la desbordante concurrencia al evento, integrada por 29 personeros chilenos, de los cuales apuntó que llegaban con entusiasmo y esperanza de continuar fortaleciendo los lazos gremiales y además aportar las experiencias que han permitido al gremio consolidar una Confederación Nacional, la más numerosa de Chile, integrada por cuatrocientos mil hombres y mujeres valientes que decidieron hacer de la actividad comercial su profesión.
También puntualizó que la supervivencia de la actividad comercial detallista es una necesidad social de la comunidad, no solo continental, sino que mundial, por lo tanto, los gobiernos tienen el deber de apoyar con políticas que garanticen la supervivencia del pueblo detallista.
El máximo dirigente de CONFEDECHTUR enfatizó que la cancha para competir es dispareja con respecto a las empresas de mayor tamaño, que logran financiamiento a bajos costos, mercaderías a menores precios por los volúmenes que adquieren, pagos a sus proveedores a más largo plazo, apoyo profesional, con asesorías en todas las áreas cuyo costo se aplica como gasto general para producir la renta, lo que por cierto no les resulta posible a las empresas de menor tamaño (EMT).
Indicó que para emparejar la cancha también hay que legislar con decisión acerca de la economía informal, porque las arcas fiscales son las primeras afectadas por las ventas clandestinas y subterráneas que no pagan impuestos y no son controladas como a los establecidos que son agobiados con fiscalizaciones de todo tipo debido a que tienen domicilio conocido.