Ministerio de Economía entablará mesas de reuniones regionales con Confedech por duro Estatuto Pyme

warning: getimagesize(files/CONFEDECH 150609- CON M.ECONOMIA ESTATUTO PYME 160609 052.jpg) [function.getimagesize]: failed to open stream: No such file or directory in /home/eldeta/public_html/portal/themes/themedetallista/template.php on line 176.
Fuente: Confedech
Categoría principal: Historias de Emprendedores. Palabras clave: estatuto pyme

** Secretario de Estado, Hugo Lavados, levantó el ánimo del gremio del comercio detallista tras reunión para analizar débil proyecto de ley para empresas de menor tamaño

El Ministro de Economía, Hugo Lavados, pidió a dirigentes de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo, (Confedech), el envío de planteamientos sobre el polémico Estatuto Pyme, que se halla en trámite legislativo sin hasta el momento conformar al gremio, que le encuentra carente de medidas efectivas de fortalecimiento para las micro, pequeñas y medianas empresas.
Lavados formuló la solicitud a la delegación gremial, encabezada por el primer vicepresidente Roberto Zúñiga, durante una entrevista para conocer los reparos de Confedech, que hace una semana entregó un memorándum en el Palacio de La Moneda, luego que las bases hallaran que el proyecto de Estatuto Pyme no satisface las inquietudes del comercio detallista.
Además, durante el diálogo con los directivos de la entidad, el secretario de Estado manifestó su voluntad de entablar mesas de conversaciones en las regiones, a fin de conocer a cabalidad los puntos de vista de Confedech. En relación a ello, Roberto Zúñiga, informó que la entidad continuará con asambleas de sus cámaras de todo el país, a fin de definir las principales objeciones frente al Estatuto.
El dirigente valoró que se haya acogido una propuesta de Confedech, sobre la conformación del comité asesor del Estatuto Pyme, en el sentido de que cuente con mayoría de integrantes del sector privado, lo ya es una realidad en el texto.
Lavados dijo que el proyecto es bueno, aunque no perfecto, por lo que se le harán las modificaciones que se estimen pertinentes, tras un proceso de conversación entre las partes. Clave en esta línea será el establecimiento de un grupo de trabajo entre los dirigentes nacionales de Confedech y el Ministerio de Economía.

El secretario de Estado añadió que el espíritu del Gobierno y de su cartera ministerial es apoyar a los comerciantes, parcelando los temas que lo requieran y añadiendo los conceptos que faltan para que la iniciativa fructifique.
Por su parte, el primer vicepresidente de Confedech, Roberto Zúñiga, subrayó que uno de los temas que interesan es la aclaración del concepto y práctica de la transparencia en el acceso al mercado. El dirigente demandó que las grandes empresas estén sujetas a los mismos requisitos de exhibición de precios y condiciones de pago que a los comerciantes de menor tamaño.
Acompañaron a Zúñiga, los vicepresidentes Manuel Rubio y Nicolás Yazigi; el subsecretario general de Confedech, Heriberto Neira; y el gerente, Marcos Veragua.
Yazigi expresó que echa de menos que el Estatuto no hable de créditos ni de condiciones de financiamiento especiales para los comerciantes detallistas. Al respecto, señaló que el documento carece de franquicias, muy relevantes para el gremio.
En tanto, el vicepresidente de Confedech y presidente de la Federación del Comercio Detallista y Turismo de Tarapacá, Manuel Rubio, aseveró que los bancos licitan créditos Corfo, pero no los traspasan a los empresarios mipymes, a los cuales van destinados.
A dichos comentarios, Lavados subrayó que el estatuto Pyme se espera sea una ley de apoyo y regulatoria de las empresas micro, pequeñas y medianas, con reglas del juego claras desde la creación hasta el término de la gestión de esas unidades económicas.
El Ministro de Economía concordó en que debe examinarse el tema del derecho de autor, que se ven una ley especial sobre propiedad intelectual, existiendo, dijo, un segmento de diferenciación para los pequeños comerciantes.
En la misma reunión, los dirigentes de Confedech reclamaron por el cobro que inspectores especiales aplican a modestos comerciantes, cuyo único pecado es informarse o escuchar música, ya que atentan contra la propiedad intelectual. Confedech considera que dicho tratamiento es injusto y que cuando los afiliados protestan se les dice "No se oye, Padre".

MEMORÁNDUM

La Confederación del Comercio Detallista y Turismo, (Confedech), entregó en el Palacio de La Moneda, el 15 de junio de 2009, una carta con planteamientos sobre el  proyecto de ley de Estatuto Pyme, dirigido a la Presidenta de la república, Michelle Bachelet. Por su importancia para las bases del gremio y la opinión pública en general, reproducimos textualmente el documenro:

Excma. Sra. Presidenta:

En conformidad a lo planteado el 5 de Junio último, en el marco de la celebración de un nuevo aniversario del Día Nacional del Comercio, nos dirigimos respetuosamente a S.E. para darle a conocer nuestra posición con respecto al texto del Proyecto de Ley que establece normas especiales para las empresas de menor tamaño (Estatuto Mipyme).

La Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile ha conocido el contenido de la referida iniciativa que actualmente está cumpliendo su trámite constitucional en el Congreso Nacional.

El gremio está muy consciente del interés del Ejecutivo como el Legislativo para apoyar con medidas efectivas a este importante sector de la economía nacional, generador de los mayores puestos de trabajo en el país.

Hemos trabajado junto a otros gremios de empresarios mipymes, en numerosas y agotadoras jornadas con varios Ministros de Economía, tanto en la capital como en las regiones, en las que analizamos detenidamente la situación del sector y entregamos nuestras propuestas apuntando a los reales problemas que impiden su normal desenvolvimiento. Es importante recordar la consulta nacional realizada por Sercotec con reuniones en las regiones, lógicamente con la ilusión de la gente que se sintió considerada.

A continuación damos a conocer nuestra posición sobre el texto de este proyecto:

El proyecto de Estatuto mantuvo, a nuestro juicio, en su paso por la Cámara de Diputados dos errores fundamentales:

a) Una débil definición de lo que se entiende por micro, pequeña y mediana empresa. El sector de las EMT es tremendamente heterogéneo; una mala definición puede llevar a que parte de los recursos de las políticas públicas, como desgraciadamente ha ocurrido a la fecha, se vayan a empresas que no son verdaderamente EMT, o solamente a las EMT más grandes. El proyecto aprobado insiste en segmentar a las empresas de acuerdo a las ventas, no obstante que hay abundante evidencia que demuestra que ese indicador es extremadamente ineficaz para la política pública.

b) En el Mensaje del proyecto enviado al Congreso Nacional el Estado reconoce que la ley pareja no es siempre justa; principio que es ampliamente compartido por todos lo sectores. Sin embargo, el proyecto de ley no establece ningún mecanismo para corregir y perfeccionar algunas leyes que, al exigirle lo mismo a micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, en la práctica les está exigiendo proporcionalmente más a las microempresas y, en general, a las EMT. Hay varias leyes en funcionamiento en los ámbitos laboral, salud y medio ambiente, tributario y de patentes municipales que deben ser revisadas para que el Estado cumpla con su voluntad de reconocer la existencia de diferentes tamaños de empresas con distintas características en nuestra economía. Si realmente se quiere hacer esos cambios, el proyecto de ley debe definir un mecanismo claro para hacer las correcciones y el financiamiento para que técnicos y profesionales de las distintas disciplinas puedan hacer las revisiones y los proyectos alternativos de ley cuando corresponda. El Estado define permanentemente leyes y normas, por ende, ésta no puede ser una actividad transitoria.

c) La única instancia de participación de los gremios en el diseño de las políticas públicas es el Consejo Asesor del Ministro de Economía; el proyecto de Ley parece desconocer que el Ministerio de Economía no dispone de los instrumentos para influir, ni las atribuciones para ejercer autoridad sobre la gran mayoría de las instituciones que forman parte de la prolífera institucionalidad que afecta a las EMT (9 Ministerios y cerca de 30 instituciones definiendo mercados objetivo de manera independiente, y políticas públicas para las EMT). Si el Estado quiere tomar seriamente su compromiso de apoyo a las EMT debe hacer un esfuerzo serio por reducir la amplia gama de instituciones y productos, que hacen imposible para el empresario descubrir dentro de esa maraña institucional y programática cuál es el producto e institución que mejor lo puede ayudar frente a un problema específico. El proyecto de Estatuto debe proponer alguna solución plausible al actual fraccionamiento institucional del Estado si se quiere aumentar de manera significativa la cobertura del apoyo a las EMT.

OTROS ASPECTOS DEL ESTATUTO RELACIONADOS CON EL COMERCIO:

• El sector ha manifestado reiteradamente a las autoridades que sus grandes problemas, por ejemplo, radican en el acceso al mercado que se ve cada vez más restringido por el avance abrumador de la concentración económica de parte de grandes grupos que han tomado el control en un alto porcentaje de los diferentes rubros de la comercialización. Prueba de ello ha sido la colusión de precios de las grandes cadenas de farmacias provocando un gran impacto en la opinión pública nacional, dejando como los más afectados a los consumidores y a los establecimientos más pequeños e independientes de este rubro, tan sensible por su relación con la salud.

• Además de lo anterior, también ha sido preocupación fundamental de las empresas de menor tamaño, la situación que les afecta en su condición de proveedores del Estado por la dilatación de sus pagos, atentando contra el desarrollo de estas unidades económicas que para poder seguir con su labor y mantener los puestos de trabajo de su personal, deben recurrir obligadamente al sistema financiero, encareciendo sus costos operacionales. Al parecer la Instrucción Presidencial al respecto no es suficiente y se requiere que alguna institución fiscalice su cumplimiento.

• Por otra parte, nuestra Confederación Nacional ha denunciado reiteradamente el problema relacionado con las ventas callejeras, mal llamadas ambulantes e ilegales, que invaden cada vez más los sectores públicos en numerosas ciudades del país y que se constituyen en un grave problema para la comunidad en general. Además de evadir impuestos afectando los recursos del Estado, hacen víctima de una competencia desleal a las empresas establecidas de menor tamaño que deben cumplir con todas las exigencias legales para poder funcionar normalmente. A ello hay que agregar que este tipo de actividades ilícitas y clandestinas amparan actos delictuales en contra de victimas inocentes, que son del conocimiento público. Sin duda se requiere contar con una voluntad política para terminar con este flagelo que tanto daña a nuestra nación. Para aminorar los efectos que provocan las ventas callejeras e ilegales, el gremio ha manifestado reiteradamente que deben limitarse definitivamente las facultades que en la actualidad tienen los Sres. Alcaldes para autorizar permisos municipales para ventas en la vía pública. De esta manera, no solo estamos velando por la suerte de los empresarios de menor tamaño en particular, sino que también cautelando los derechos de los consumidores en general ya que es ampliamente conocido que nadie les responde por la calidad de los productos o artículos que adquieren en la vía pública.

• Otro de los problemas que impiden el normal desenvolvimiento de las empresas de menor tamaño, es el que dice relación con la Sociedad Chilena del Derecho de Autor.
Si bien es cierto que esta materia está siendo tratada en otro proyecto de ley, actualmente en trámite en el Parlamento, estimamos que también se justifica que de una vez por todas se ponga término a las presiones del citado organismo que periódicamente amenaza con juicios, embargos y remates a EMT exigiendo pagos por el solo hecho de estar sintonizando aparatos de radio y televisión. Hemos reiterado que el gremio y las empresas de menor tamaño que representa, de ninguna manera está en contra del legítimo derecho de los autores por sus obras, pero no se puede aceptar el doble pago cuando, tanto la radio y la televisión han cancelado estos verdaderos impuestos para sus emisiones al público en general. Si el objetivo del Estatuto Mipyme es para facilitar el desenvolvimiento de las empresas de menor tamaño, como muy bien lo señala el proyecto en su artículo primero, aquí estamos enfrentados a una dificultad que hay que solucionar y que se ha dilatado por largo tiempo.

• El texto de la referida iniciativa contempla disposiciones que no solucionan los problemas del sector, como la tremenda importancia que se da a los asesores para empresas en situación de insolvencia y financiados por los propios afectados. Les da un título especial en el proyecto y norma su aplicación y atribuciones. Estamos conscientes del espíritu del proyecto en orden a favorecer a las empresas de menor tamaño con un cuerpo legal que les ayude en situaciones como el estado de insolvencia. Estimamos que de mantenerse este artículo los Asesores Económicos deberían ser de cargo del Estado.

• Por otra parte, notamos una ausencia absoluta de medidas que efectivamente apunten al fomento y desarrollo de las empresas de menor tamaño como lo requieren estas unidades económicas, las que han cifrado, repetimos, enormes expectativas en este proyecto por las declaraciones que han formulado las autoridades correspondientes. De no ser así, estas empresas seguirán siendo postergadas en sus legítimas aspiraciones y los gremios deberemos seguir luchando hasta lograr que las autoridades de este o el futuro gobierno escuchen este verdadero clamor nacional.

• Hemos analizado el artículo 4° de este proyecto y manifestamos estar de acuerdo en la creación del Consejo Nacional Consultivo de la Empresa de Menor Tamaño. Sin embargo, para mantener un equilibrio en su labor y toma de decisiones, consideramos que el sector privado debería tener el mismo número de consejeros que los del sector público y garantizar que las Confederaciones serán elegidas de acuerdo a su presencia nacional y no a la designación de la autoridad de turno por razones obvias.

Además, deben ser las propias Confederaciones las que nominen a quienes las representarán. Nos llama la atención la razón de un representante del área de la Educación en el Consejo.

• Nos parece también que se debe considerar en el artículo 11° la figura del Defensor Público de las Empresas de Menor Tamaño, que apoye y oriente a estas unidades económicas cuando sean afectadas por medidas aplicadas en su contra. Hay que tener en cuenta que las empresas mipymes también son consumidoras y contribuyentes y que bien merecen contar con una medida de esta naturaleza por el valioso aporte que están entregando periódicamente al progreso de nuestro país. Tal como los trabajadores dependientes cuentan con ese beneficio no se debe discriminar a los independientes especialmente en los tribunales del trabajo.

• Si no fuera posible incorporar estas temáticas al proyecto, creemos que el daño de un mal Estatuto puede ser mayor a que si no existiese, por ello sería aconsejable demorar su tramitación hasta que sean corregidas estas importantes omisiones.

• Por ser de interés a lo abordado, adjuntamos a S.E. la carta que le enviara a los Señores Senadores el Presidente de la CONAPYME en relación al mismo proyecto, las que en gran medida son coincidentes con lo acá planteado.

En la seguridad que nuestros planteamientos sobre una materia de tanta relevancia para las empresas de menor tamaño del país serán considerados por el Supremo Gobierno para el análisis correspondiente, quedaremos muy atentos a las noticias de S.E. sobre el particular.