Reforma laboral: cambio en indicación clave retrasaría trámite

Fuente: La Tercera
Categoría principal: Gremial. Palabras clave: reforma laboral

La fórmula que se utilizó en la Comisión de Trabajo del Senado para destrabar la discusión del proyecto de Reforma Laboral podría resultar en un tropiezo para la tramitación expedita a la que aspira el gobierno en la Sala de la Cámara Alta.

Y es que la decisión de los parlamentarios de “borrar” parte de la enmienda presentada por el gobierno, que permitía al empleador realizar las “adecuaciones necesarias” al interior de la empresa durante una huelga, es cuestionada por el eventual “vicio de inconstitucionalidad” que implica que parlamentarios hagan modificaciones a una indicación de iniciativa exclusiva del Ejecutivo.

De hecho, los senadores de Chile Vamos que forman parte de la Comisión de Trabajo, Andrés Allamand (RN) y Hernán Larraín (UDI), realizaron reserva de inadmisibilidad durante la discusión en particular de esta materia y anunciaron que lo volverán a hacer en la Sala.

Por esta razón, debe ser el pleno de la Cámara Alta quien defina el futuro de la enmienda, de acuerdo con lo que explica el presidente de la Corporación, Patricio Walker (DC). “Una vez que llegue el proyecto con todas las indicaciones, se estudia una a una y, en aquellos temas en que efectivamente hay dudas, se deja a decisión de la Sala (del Senado) la admisibilidad”.

El parlamentario DC agrega que este procedimiento es el que corresponde de acuerdo con la nueva ley orgánicaque rige al Senado. “Antes era una facultad privativa de la mesa. Hoy es por atribución de la Sala”.

Lo que ocurra la primera semana de enero, plazo estimado por el Ejecutivo para que el proyecto salga de la Comisión de Hacienda del Senado e ingrese a la Sala para su discusión en particular, es trascendental para el futuro de la tramitación del proyecto en el Congreso, ya que, en caso que la admisibilidad sea aprobada, automáticamente sería respuesta la indicación original del gobierno que incluye las “adecuaciones necesarias”.

“Este fórmula le quitaría al gobierno un peso de encima. Reponer la indicación pese a que hay un grupo al interior de la Nueva Mayoría que no está dispuesta a ceder en uno de los ejes del proyecto, como es el no reemplazo interno, es un costo que para ellos, como gobierno, no es conveniente asumir”, reconoce un conocedor de las negociaciones.

En caso de que se declare la inadmisibilidad del cambio y se reponga la polémica enmienda, desde la oposición adelantan que en el Senado están los votos para aprobarla en los términos que el Ejecutivo lo expuso en la instancia presidida por el senador Juan Pablo Letelier (PS). Esto llevaría la discusión inexorablemente a una comisión mixta, ante la amenaza realizada por diputados oficialistas de rechazar el proyecto que viene del Senado en el caso de que se repongan las “adecuaciones necesarias”.

Al respecto, el diputado y ex ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade (PS), planteó que corresponde negociar con el gobierno sólo una vez que el proyecto sea despachado del Senado. “Creo que hay que conversar después, cuando haya que preparar el tercer trámite y la mixta”, planteó.