Presidente de Cámara de Ovalle a El Mercurio: Hay que potenciar atractivos turísticos de la IV Región

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Gremial. Palabras clave: turismo

Construcción de hospital, estadio y mall aumentará la demanda de mano de obra e impactará desarrollo de la ciudad. En sus estrechas calles circulan 20 mil vehículos.
“Somos eminentemente agrícolas”, dice el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, al describir la comuna y la población que dirige hace dos años. No se equivoca, porque con una densidad de 3.837 km {+2} , la ciudad se encuentra enclavada en la provincia del Limarí, zona de gran vocación agraria, debido a la producción vinícola y la fruticultura.
La fundación de la “Perla del Limarí” fue el 21 de abril en 1831 y el auge salitrero (1880-1930) importó mano de obra al Norte Grande para la extracción del llamado “oro blanco”. Sin embargo, la decadencia de esa industria obligó al retorno de los trabajadores. Por generaciones, los ovallinos han trabajado en su tierra, y según el Censo 2012, 36.311 de los más de 40 mil ovallinos mayores de 15 años en edad de trabajar lo hacen en la misma comuna.
No obstante, una prolongada sequía, que ya va para su novena temporada, ha generado daños en los cultivos y aumento de la cesantía. Rentería sostiene que la oficina de desempleo ya “no da abasto” y que se han perdido cinco mil puestos de trabajo. Las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) arrojaron que durante el trimestre agosto-octubre, los desocupados de Ovalle sumaron 3.820 personas, registrando un aumento de 1.680 personas en doce meses.
La anhelada reactivación y desarrollo de la comuna está ligada a nuevas obras de infraestructura, las que demandarán mano de obra e insumos locales. La construcción de un mall y la futura edificación de un casino de juegos generarán, de paso, nuevas áreas urbanas. Y las construcciones del nuevo hospital, el estadio de fútbol, la Costanera del Limarí y el nuevo edificio municipal comprometen montos que superan los $104 mil millones.
“Se van a generar nuevos polos de desarrollo”, explica el alcalde Rentería; sin embargo, llama la atención por el “estrangulamiento” de las angostas calles de la ciudad. Eso se evidencia por el crecimiento en el parque vehicular, que pasó de los 2.500 permisos de circulación en 1980 a más de 20 mil vehículos durante este año.
Las autoridades también apuestan a potenciar los atractivos turísticos para apoyar el desarrollo urbano. Para el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Ovalle, Washington Altamirano, la estrategia pasa por difundir más los atractivos turísticos de la comuna. “Por lo general, la gente siempre va al Valle del Elqui, pero nosotros tenemos otros encantos y hay varias atracciones turísticas”, entre las que destaca la Iglesia San Vicente, el Museo Arqueológico del Limarí, el balneario de Los Peñones, el Mercado Municipal, la Feria Modelo y la Plaza de Armas, considerada una de las más bellas del país.
También se fomentarán las visitas al Valle del Encanto, monumento nacional situado a 110 km al sureste de La Serena, “para resaltar la cultura y vestigios diaguitas que están ahí. Junto a ello, “vamos a generar una Ruta del Vino, aprovechando los viñedos que se extienden por la provincia”, dice, optimista, el alcalde ovallino.

En la foto, a la izquierda el presidente de la Cámara de Ovalle, Washington Altamirano, durante la visita del líder gremial Rafael Cumsille a esa ciudad de la IV Región, en noviembre de 2014.