LA TERCERA ENTREVISTÓ A RAFAEL CUMSILLE Y ENRIQUE ROMÁN: SI NO SE REFORMA, LA REFORMA LABORAL VA A DAÑAR A MIPYMES

Fuente: Confedechtur
Categoría principal: Gremial. Palabras clave: entrevista rafael cumsille

** El diario La Tercera de hoy lunes 9 de marzo despliega a dos páginas centrales un completo reportaje sobre la reforma laboral, que incluye las respuestas del presidente de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile, Rafael Cumsille, y del integrante del Departamento de Estudios de CONAPYME, Enrique Román, sobre los efectos de la reforma tributaria en las empresas de menor tamaño.
** Ambos personeros se refieren además a la destacada presentación de la entidad en la Comisión Trabajo de la Cámara de Diputados.

** El timonel del gremio y su asesor en la materia sostienen que la iniciativa podría afectar al 47% del empleo formal.
por Carolina León Salamanca

“Un atentado a la clase media”. Eso es, a juicio de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile (Conapyme), el proyecto de reforma laboral enviado por el gobierno al Congreso.
Su presidente, Rafael Cumsille (RC) y su asesor en esta materia, Enrique Román (ER), están preocupados por el impacto que la iniciativa tendrá en el mercado del trabajo, si no hay modificaciones de por medio.
Además, lamentan que no se haya considerado el Estatuto Pyme, que apunta a establecer diferencias en el trato que se da a las pequeñas y grandes empresas.
“En una mega o gran empresa ven a los trabajadores como números, no los conocen, en cambio en las pymes nos conocemos mucho, es un trato más cercano y familiar”, recalca Cumsille.
Ante la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja ustedes plantearon que la reforma está mal orientada ¿Por qué?
(E.R): Un país desarrollado no es un país de PIB alto; es un país de PIB y salarios más altos, y por lo mismo con aumentos en la productividad que permiten financiarlos y para lograrlo debemos tener leyes que propendan a eso. Si se pretende sólo mejorar los salarios y no la productividad -como ocurre con este proyecto- eso no nos va a llevar muy lejos; conocemos estas aventuras populistas que terminan mal. Pero por el contrario, si esas dos cosas se hacen juntas el círculo es virtuoso.
En su diagnóstico ustedes señalaron que la reforma laboral se hizo pensando sólo en las grandes empresas...
(E.R) No creo que se tenga la intención de perjudicar a las pymes, pero es tal la ceguera de quienes han estado diseñando esto, que no ven los efectos que tendrá. Cuando hacen esta legislación están pensando en poner a don Eliodoro Matte y Juanito Pérez del almacén, juntos. La relación laboral de ellos con sus trabajadores es completamente distinta, pero las normas que le quieren aplicar a la negociación de uno, se las quieren poner a las negociaciones del otro. Nos tratan como si fuésemos lo mismo. La reforma, si no se reforma, va a dañar a las pymes. Esta reforma, tal como está, es un atentado a la clase media.

¿Cuáles son los aspectos de esta iniciativa que más los complica?
(E.R): El bajo quórum que se requiere para que se forme un sindicato; las afiliaciones sindicales; los mecanismos de negociación colectiva; los arbitrajes de la Inspección del Trabajo. Todo es muy complejo porque la cantidad de cosas que incluye este proyecto, si bien sirve para mejorar el poder sindical de negociación al interior de las grandes empresas, a nosotros nos mataría.
(R.C): No nos pueden tratar de la misma forma que a las grandes empresas. Soy un dirigente que lleva 55 años en esto, y esos problemas entre empleadores y trabajadores en las pymes no se dan.
Pero en las grandes empresas dicen que no tienen problemas con los sindicatos. De hecho ahí la sindicalización es alta.
(E.R): No tenemos nada contra los sindicatos, pero si nos introducen un clima de conflictividad, para nosotros es fatal.
(R.C): Aquí en Chile la asociatividad es voluntaria. Cerca del 15% de los chilenos está sindicalizado, es una minoría. El resto si no lo está, es porque no quiere o no lo necesita. Este proyecto en la práctica enemista a los trabajadores con los empleadores. Están poniendo conflictividad donde no la hay. En nuestras empresas cuando hay un problema no hay huelgas, la solución se conversa entre amigos.
La aprobación de este proyecto ¿A cuántas pymes afectaría?
(E.R): En una estimación conservadora serían unas 15 mil. Y en otra estimación, porque no contamos con todos los datos necesarios, serían unas 25 mil. Si nos matan a nosotros, están matando al 47% del empleo formal.

Soluciones
Ustedes expresaron ante la comisión de Trabajo que hay caminos para evitar el golpe en las pymes.
(E.R): Si el gobierno tuviese una intención seria de tomar el tema de las pymes habría cumplido con los trámites legales que correspondían al estatuto Pyme, que fue hecho pensando en este tipo de problemas. Se habría obligado a los gremios del sector a reunirse en un consejo para debatir el impacto y en virtud de ello, el mismo ministro de Economía que debería liderarlo-debería haber solicitado al gabinete que el proyecto fuera dividido en dos ,y que nos dieran un tiempo para discutir las características de un proyecto de ley especial.
¿Faltó trabajo al momento de elaborar el proyecto de ley?
(E.R): Mucho trabajo, en especial por parte de Roberto Godoy (asesor del ministerio del Trabajo); faltó sensibilidad. El es uno de los ideólogos de este proyecto, nos escuchó, pero le entró por una oreja y le salió por la otra. Incluso nos dijo que estaba de acuerdo con algunos de nuestros puntos, pero a la hora de, no hizo nada.
Expertos sostienen que esta reforma debió enfocarse en la inclusión al trabajo de jóvenes y mujeres, o en las capacitaciones. ¿Están de acuerdo con eso?
(E.R): No, esas son cosas complementarias. Sustituir este proyecto por esa opción sería un error. Creo que primero tienen que haber reglas macroeconómicas claras para las pymes y después se ven los programas de apoyo. Pero programas de apoyo en vez de una política macroeconómica pro pyme, no sirve.
(R.C): Todo va de la mano. Si las políticas no son pro pymes no sirven de nada.
¿Qué iniciativas hay que potenciar para ayudar a las pymes?
(E.R): Se pueden hacer algunas normas que obliguen a cumplir con el tema del pago, por ejemplo. Al sello Pro Pyme le creo tanto como a la autoregulación de la banca. Suena súper bonito.
(R.C): En el sello muy pocas empresas se interesaron, su adhesión es voluntaria. Con ese sistema de funcionamiento de poco y nada sirve el sello.
¿Cómo evalúan la recepción que ha tenido la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados?
(R.C): En lo personal me ha gustado, estoy conforme y siento que al menos los que se quedaron, nos escucharon. Se han dado el tiempo y algunos, porque no todos, han mostrado tener una actitud de interés de cómo podría afectarnos esto. Es más, tengo confianza de que se podría cambiar el proyecto según nuestras propuestas. Me han informado, extraoficialmente, que de parte del ministerio del Trabajo están tratando de contactar a nuestros profesionales, para conversar con nosotros. Quizá la exposición logró llegarles.