LA TERCERA DESPLIEGA DOS PÁGINAS CENTRALES SOBRE ACUERDO TRANSVERSAL PRO MIPYMES EN REFORMA LABORAL

Fuente: La Tercera
Categoría principal: Gremial. Palabras clave: reforma laboral

La búsqueda de fórmulas para acotar los posibles impactos del fin del reemplazo en huelga sobre las empresas de menor tamaño, ha sido desde el inicio de la discusión de la reforma laboral una de las principales demandas del empresariado, la oposición, y de algunos sectores del oficialismo, principalmente desde la Democracia Cristiana.

Ayer, tres días después de que el gobierno presentara más de 60 indicaciones al proyecto, parlamentarios de la Nueva Mayoría y la oposición, de la denominada “bancada propyme”, junto a dirigentes de las firmas de menor tamaño y los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y de Economía, Luis Felipe Céspedes, dieron a conocer un acuerdo que involucra el ingreso de cerca de 30 nuevas enmiendas que apuntan específicamente a las micro y pequeñas empresas (Mipes).

Dos de estos cambios se refieren a aspectos centrales del proyecto.

El primero es el aumento de ocho a 25 trabajadores en el quórum mínimo exigido para la constitución de sindicatos en las Mipes, definidas como aquellas empresas con hasta 50 trabajadores. Actualmente, el Código del Trabajo señala que el mínimo de 25 trabajadores sólo regirá respecto de empresas con más de 50 empleados.

Según cifras del INE a junio de este año, de los 3,9 millones de trabajadores asalariados con contrato indefinido -que hoy pueden negociar colectivamente-, el 34% (1 millón 368 mil) se desempeña en firmas con hasta 49 trabajadores (Mipes) (ver tabla). Asimismo, de acuerdo a cifras de la última Encuesta Laboral (Encla) de 2011, existen en el país 6.196 sindicatos, que representan poco más del 10% de los trabajadores del país.

La indicación fue suscrita por los senadores Eugenio Tuma (PPD), Andrés Zaldívar (DC), Ignacio Walker (DC), Hernán Larraín (UDI), y Andrés Allamand (RN).

“Este acuerdo refleja que el Congreso es un buen lugar para conversar (...) quiero enfatizar que este ha sido un trabajo de diálogo”, subrayó el ministro Rodrigo Valdés.

El aumento en los requisitos para la formación de sindicatos fue parte de las opciones que analizaron los ministerios de Hacienda y Trabajo durante el proceso de elaboración de las indicaciones que había presentado la autoridad.

Hay quienes advierten que uno de los efectos en el citado aumento del quórum será la disminución del número de sindicatos y, por añadidura, de la cantidad de huelgas que se realizan en el país.

Grupos negociadores

El alza en el quórum requerido para la constitución de sindicatos en Mipes va de la mano con otra modificación tendiente a permitir que en estas firmas grupos negociadores distintos a la organización sindical puedan negociar con los empleadores sobre sus condiciones de trabajo, en el denominado procedimiento de negociación semi-reglada.

Hasta ahora, el proyecto de ley del gobierno establecía que dichos grupos negociadores sólo podrían subsistir en aquellas firmas en los que no hubiese una organización sindical, lo que se denomina titularidad sindical, considerada de manera transversal como uno de los aspectos centrales del proyecto del Ejecutivo.

Esta indicación fue firmada por los parlamentarios Tuma (PPD), Larraín (UDI), Allamand (RN), Rabindranath Quinteros (PS), y Alejandro Guillier (independiente).

Durante el proceso de análisis y elaboración de las indicaciones que presentó el Ejecutivo el fin de semana, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) expresó su rechazo a un cambio en los quórum para la formación de sindicatos, por considerarla una medida discriminatoria sobre los derechos laborales de los trabajadores de firmas de menor tamaño. También la titularidad sindical ha estado en la base de las demandas del organismo relativas a los cambios que estiman imprescindibles en la legislación laboral. Con todo, ayer la CUT declinó realizar comentarios sobre las nuevas enmiendas propuestas a la reforma.

Otras indicaciones

Entre las demás indicaciones presentadas por los parlamentarios destacan el plazo mínimo de 18 meses requerido para iniciar una negociación colectiva en las micro, pequeñas y medianas empresas desde que éstas emitan su primera guía, boleta o factura. Las indicaciones del gobierno señalaban hasta ahora que dicho plazo regiría desde la creación de la empresa.

Además, otro cambio añade que las partes involucradas en la negociación colectiva deberán hacerlo “de buena fe y en forma pacífica”. Durante el primer trámite del proyecto en la Cámara de Diputados se había eliminado la definición “pacífica” de la huelga.

“Nuestro acuerdo, por ahora, sólo alcanza a aplicarles normas específicas y distintas a las pymes para poder garantizarle su viabilidad y subsistencia. Esperamos que en otras materias en las que hemos presentado indicaciones, tanto el gobierno como los senadores de la Nueva Mayoría se puedan avenir a trabajar cambios”, dijo el senador UDI Hernán Larraín.

Por su parte, el senador Eugenio Tuma afirmó que “queremos garantizar el equilibrio entre los trabajadores y los microempresarios, salvaguardando los derechos laborales de todos los trabajadores, este es un ejemplo del clima que debe tener el Congreso.