Gremio de camioneros también alerta que con incumplimiento de acuerdo con Mipymes el único perjudicado será el país

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Gremial. Palabras clave: reforma laboral

La Confederación de Dueños de Camiones de Chile, uno de los rubros miembros de Conapyme, indicó su punto de vista sobre una de las indicaciones más polémicas de la reforma laboral: la modificación del artículo 227 del Código del Trabajo. El siguiente es el texto del portal virtual Emol de El Mercurio:

La indicación sustitutiva señala que "si la empresa tiene cincuenta trabajadores o menos, podrán constituir sindicato veinticinco de ellos".

"La cifra 25 no es casual: los empresarios deben reunir ese número para constituir asociaciones, lo mismo sucede con los comités paritarios de empresa. Y ese ha sido el número de trabajadores requerido para constituir sindicatos tanto en el periodo 1970-1973 como antes de éste. Y ese número corresponde al promedio para constituir sindicatos de los países de la OECD y también de América Latina", señaló el gremio mediante un comunicado.

"El punto de vista de la Conapyme es muy simple: nuestras empresas que generaban en 1990 el 20% de las ventas totales del país, hoy solo venden un 13%; nuestra productividad promedio es 100 veces menor que la de las mega-empresas del país; pero, según registra el INE, los sueldos pagados por nuestras empresas se sitúan cerca del 70% de los pagados por aquellas", comentó.

"Las empresas de entre 8 y 25 trabajadores solo tienen pobreza para redistribuir. La actual legislación en trámite nos dejará en una posición mucho más débil que la de nuestros trabajadores y sin capacidad de hacer frente a reivindicaciones salariales que usen como parámetro a las grandes empresas", añadió.

"Si la palabra del Gobierno, comprometida por sus ministros de Hacienda y Economía, no se cumple, si la falta de patrocinio gubernamental evita que las indicaciones de la bancada Pyme sean sometidas a votación en Sala, donde una mayoría de senadores las apoyará, poca duda cabe que el único que perderá será el país", dijo.

Y concluyó: "Si se evita que la modificación del 227 sea votada amparándose en maniobras impresentables, esa sensación empeorará: la inviabilidad de muchas de nuestras pequeñas empresas crecerá, aumentará la concentración económica y el desaliento, luego habrá más conflicto social y la reactivación se postergará para un horizonte sin duda bastante lejano".