Gobierno lanza nueva ronda de reuniones con gremios y envío de reforma laboral podría dilatarse

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Gremial. Palabras clave: reforma laboral

El Ministerio del Trabajo lanzó una nueva ronda de reuniones con empresarios, dirigentes gremiales, bancadas de los partidos de oposición e, incluso, con representantes de las distintas iglesias para socializar los contenidos generales de la reforma y recoger inquietudes de estos actores.

Lo anterior, contrasta con el clima que se había instalado hace unas semanas, cuando desde el gobierno y desde la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se daba por cerrada la fase de conversaciones formales en torno a los alcances técnicos del proyecto para dar lugar a la fase de definiciones políticas.

Sobre si esta situación podría retrasar el envío del proyecto de la reforma laboral al Congreso para su tramitación, una fuente del Ejecutivo indicó que "por ahora, no sabemos nada, pero viene un Comité Político Extraordinario y ahí se podrían clarificar las prioridades legislativas. En todo caso, si ingresa ahora o en marzo, no le quita ni le pone al proyecto, porque en lo grueso los contenidos están casi definidos", publica "El Mercurio".

Mientras algunos sectores del oficialismo están por mantener el compromiso asumido con la CUT y presentar la iniciativa antes del 31 de diciembre, otros consideran que el escenario político y económico aconseja escuchar a los actores gremiales y sociales que no habían participado de la discusión del proyecto, aunque eso implique dilatar su presentación hasta el primer trimestre de 2015.

Encuentros de trabajo

Esta nueva ronda de conversaciones comenzó el lunes, con una reunión entre la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, y diputados de la UDI. Ese mismo día la autoridad también sostuvo un almuerzo con parlamentarios de la Nueva Mayoría. Durante las próximas semanas se sumarán a estos encuentros la Multigremial Nacional de Emprendedores, la Conapyme y de la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

En el Gobierno descartan que el propósito de esta nueva ronda de negociaciones sea dilatar el envío de la iniciativa. La idea, señalan, es mantener informados a la mayor cantidad de actores políticos y gremiales y evitar sorpresas como las que se presentaron durante la tramitación de la reforma tributaria, las que generaron cuestionamientos a la solvencia técnica de esa iniciativa.