RAFAEL CUMSILLE EN DIARIO FINANCIERO: “HAY PYMES QUE NI SIQUIERA TIENEN COMPUTADOR”

Fuente: Diario Financiero
Categoría principal: Fuerte y Claro. Palabras clave: actividades rafael cumsille

Hoy, tal como hace tres meses, Rafael Cumsille presidente de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile (CONFEDECHTUR) y de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y mediana Empresa (CONAPYME), continúa instando al gobierno a ampliar el plazo –en al menos un año- para que las Pymes implementen la facturación electrónica, fecha que se cumple el 1 de agosto.
Pese a las reuniones sostenidas con autoridades del Ministerio de Hacienda y del Servicio de Impuestos Internos, aún no recibe respuesta. Lo preocupante, ahora, es que solo quedan dos semanas para que concluya el periodo.
- ¿Las pymes sabían del plazo? ¿Por qué no se prepararon con anticipación?
- La gente está muy bien informada de que Chile es campeón de América y de que Portugal ganó la Eurocopa, pero en estos otros temas la información ha sido más débil. Existe, pero no es contundente y no hay una preocupación de la gente por saber de esto tampoco.
- - ¿Cree que responderán satisfactoriamente su petición?
- - Se me ocurre, por olfato de dirigente antiguo, que de producirse no lo van a anunciar antes de la fecha. La autoridad quiere incorporar el mayor número de Pymes que sea posible con el plazo establecido actualmente.
Pero a nosotros nos están pidiendo desde muchos lugares del país que los conectemos con las autoridades o les hagamos ver que es necesaria una prórroga.
- ¿Cuáles son las principales trabas para subirse a la tecnología?
- - Uno de los principales problemas es la baja alfabetización tecnológica. Harto pequeño empresario apenas pudo acceder a una educación básica y como mucho a algunos cursos en Enseñanza Media.
- Además, la mayoría de ellos trabaja solo o en algunos casos, con familiares, por lo que tampoco disponen de tiempo para capacitarse afuera de su ámbito de negocio
Pero lo más significativo es que hay Pymes que ni siquiera tienen computador o internet para incorporar la facturación electrónica .. Por ello, el gobierno debe acelerar el apoyo.
- ¿Cóo se puede materializar esa ayuda?
- - Facilitando equipamiento y proveyendo j a capacitación más potente; que vaya casi a los mismos sitios de trabajo, porque no se puede pretender que quienes movilizan apenas el 13% de las ventas nacionales y que están en una situación económica complicada, pierdan un día de labores, Eso los perjudica.
- - ¿Manifestaron estas necesidades al Ejecutivo?
- - Por supuesto. Cuando se habló de capacitación, siempre planteamos la idea de que el Estado contratara por unos seis meses a una persona capacitada que colaborara con las Pymes. A partir de entonces dejaría funcionando el sistema y no sería imprescindible su presencia, pero no fue escuchado.
- Sin embargo, como gremio seguimos tratando de contribuir, por eso hace más de 30 días firmamos un convenio con la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) para que dé una capacitación en forma y factura electrónica, entre otras cosas, con trato preferencial (menor precio) a todos nuestros asociados.
- - Más allá de las dificultades y costos que ha generado ¿qué opina, en general, de la iniciativa?
- La idea es buena, no se puede discutir que beneficia al país. Por lo mismo, no estamos en contra, sino más bien queremos ampliar el plazo y que el sector público apoye más a los privados.
- Entre los beneficios que puedo mencionar de la factura electrónica está el poder acceder de una forma más segura a un factoring, por ejemplo, -que es el traspaso del servicio de cobranza futura, a cambios del dinero que esas operaciones representa, pero con un descuento- para convertir en plata fresca aquellas facturas que a veces los compradores se demoran en cancelar.
- Además, con esto, el comprador tiene la certeza de que el vendedor no está tratando de evadir el Impuesto al Valor Agregado (IVA), por lo que no se arriesga a futuros problemas tributarios.
- - ¿Cuál es su expectativa una vez que termine la implementación del sistema?
- Tengo la esperanza de que esto pueda contribuir a que los contribuyentes no solo se preocupen de la factura electrónica, sino que se den cuenta de que deben buscar otros servicios tecnológicos, que favorecen sus negocios, como las ventas por internet, que no tienen que ser solo un privilegio de las grandes empresas.
- Abrir una página web abre nuevas opciones y las firmas que no se encuentran en la red, evidentemente hoy están en desventaja.
- -