Visitantes argentinos superarían los 3,5 millones a diciembre, un 22% más que el año anterior

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: turismo

Arribo de trasandinos tendría un aumento de casi 600 mil visitantes respecto de 2016. Gobierno está realizando distintas campañas para potenciar llegadas.

Pese a que inicialmente podría haberse calificado como un "veranito de San Juan", el aumento en las llegadas de turistas argentinos al país se ha prolongado. El conveniente tipo de cambio para los vecinos trasandinos ha impulsado al sector turístico y al segmento del retail , tanto en las principales urbes de Chile como también en las ciudades fronterizas.

Según proyecciones de la Subsecretaría de Turismo, este año visitarían el país 3.543.354 trasandinos, cantidad que reflejaría un aumento de 22,18% en comparación con los 2.900.000 visitantes que cruzaron a Chile desde el otro lado de la cordillera de los Andes. Por ejemplo, durante el primer semestre se registraron más de 1,9 millones de llegadas.

La subsecretaria de Turismo, Javiera Montes, destacó: "Argentina es uno de nuestros principales mercados en cuanto a llegada de turistas, lo que beneficia la relación no solo con las grandes ciudades, sino que también entre las ciudades vecinas de ambas naciones".

Si bien aún no existen proyecciones respecto al total de divisas que ingresarían al país, según la División de Estudios de la Subsecretaría de Turismo, "se espera que el ingreso de divisas de los turistas argentinos represente un 34% del gasto total (que realizan los turistas)". Por ejemplo, los turistas trasandinos gastaron cerca de US$ 931 millones durante el año pasado y representaron el 34,5% del gasto realizado por los visitantes extranjeros.

Potencian la promoción

Pese a que Chile sigue siendo conveniente para los turistas argentinos debido al conveniente tipo de cambio, el objetivo para el Gobierno es no depender de un factor puntual y transitorio. Por lo mismo, la estrategia en el mercado trasandino se reforzó con la campaña "Cruzá a Chile", cuya inversión es de $500 millones durante el año. A través de ese plan se han montado workshops en centros comerciales de Buenos Aires con el fin de destacar la oferta turística local, exhibir una muestra de los atractivos turísticos chilenos -como el astroturismo, el enoturismo y sus playas-, e incluso invitar por el fin de semana a argentinos para visitar el país.

La subsecretaria Montes destacó que "la estrategia que se está llevando a cabo es de posicionar a Chile como una oferta atractiva para el segmento de alta gama".