Trabas municipales tienen más de mil proyectos del sector gastronómico y nocturno paralizados en el país

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: trabas

El presidente de la Asociación de Empresarios Nocturnos de Chile (Anetur), Fernando Bórquez, asegura que a raíz de esto hay 20 mil puestos de trabajo que no se han podido concretar y que los empresarios del sector pierden hasta $100 millones.

Un complejo momento experimenta la industria de restaurantes, pubs y locales nocturnos en Chile. Esto, porque un importante número de empresarios locales han visto cómo la demora en conseguir las patentes de alcohol para sus recintos, junto con otros permisos, han echado por la borda el desarrollo de sus proyectos.

Así lo asegura el presidente de la Asociación de Empresarios Nocturnos de Chile (Anetur), Fernando Bórquez, quien afirma que actualmente hay más de 1.000 proyectos de este tipo paralizados producto de las dificultades con las que han tenido que lidiar, con los municipios, para obtener permisos.

"Hay más de 1.000 proyectos entrampados en la burocracia municipal, que no han podido ver la luz y que no sabemos si es que van a ver la luz porque puede que los empresarios no tengan las espaldas para soportar este tiempo gratuito que implica esperar una patente de alcohol", reclama.

En esta misma línea, estima que debido a este hecho, hay 20 mil puestos de trabajo que no se han podido concretar y que un empresario interesado en ingresar al rubro debe estar dispuesto a "perder" una importante cantidad de dinero durante al menos año, a la espera de obtener los permisos requeridos para funcionar.

"Tienes que estar dispuesto a botar $100 millones para que el proyecto vea la luz, y eso es una fortuna para muchas personas, entonces es una burla", indica.

Esta "pérdida" responde al pago de arriendo por períodos de hasta un año, papeleo y contratación de expertos para que validen las obras solicitadas por el municipio, todo lo anterior sin estar generando ingresos.

"En Providencia, por ejemplo, se paga $5 millones o $6 millones en arriendo mensual, por lo tanto tienes $60 millones de gasto previo en nada, pagando solo por la espera. Los municipios son hoy un gran entorpecedor del desarrollo económico del país, limitan y les cortan las manos a los emprendedores, porque colocan un alto costo producto de su burocracia en trámites", dice Bórquez.

Asegura que un restaurante demora entre 8 meses y un año en obtener su patente de alcohol, mientras que para un cabaret el plazo se puede extender hasta un año y medio. "Los negocios que funcionan con patente de alcohol no tienen patente provisoria, por lo tanto, solamente pueden funcionar una vez que obtienen esta patente", explica.

Sostiene que los empresarios del sector no tienen claridad de por qué se demora tanto la tramitación de sus patentes y permisos. "Puede haber un interés de por medio. Te están demorando para beneficiar a otro, o para beneficiarse ellos mismos. No es lógico que uno tenga que tener un amigo concejal para que te funcione el negocio y eso es lo que nosotros sentimos", asegura.

De esta forma, el representante del sector afirma que su intención ahora es presentarles a los candidatos presidenciales un proyecto para reformar las regulaciones que hoy se establecen tanto a los locales nocturnos como a los restaurantes.

"Presentaremos a los candidatos que pasen a segunda vuelta un proyecto de modernización del Estado en esta área, que a nosotros nos preocupa. Un proyecto municipal del Estado que involucre la burocracia municipal y que establezca procedimientos estandarizados donde se cumplan plazos breves, que no pongan una carga mucho mayor de la que se necesitaría a la inversión, y con metas de cumplimiento", explica.

Además, buscan que este proyecto también contemple cambios como establecer comunas turísticas donde el horario de cierre de locales sea diferenciado o establecer horarios de verano e invierno, entre otros.

PETICIÓN

Buscan que se establezcan procedimientos estandarizados para obtener permisos municipales en plazos acotados y con metas de cumplimiento.