Sofofa y reforma laboral: "Proyecto ha terminado siendo peor al original"

Fuente: La Tercera
Categoría principal: Economía. Palabras clave: reforma laboral

Ad portas de que la reforma laboral comience su tercer trámite constitucional en la comisión mixta, tras su accidentado paso por el Senado, los gremios empresariales reiteraron este fin de semana sus cuestionamientos a uno de los proyectos de ley más relevantes para el gobierno de Michelle Bachelet.

“Pese a todas las recomendaciones técnicas, y luego del debate legislativo, este proyecto ha terminado siendo peor al original”, acusó Hermann Von Mühlenbrock, presidente de la Sofofa, a través de una declaración pública.

El dirigente gremial añadió que “un grupo importante de autoridades y parlamentarios de la coalición oficialista manifestaron su preocupación por esta iniciativa en privado, pero, al momento de redactar indicaciones y legislar, mostraron que sus objetivos políticos particulares fueron superiores al interés nacional”.

Von Mühlenbrock endureció el tono de las críticas y apuntó también a la CUT. “Con esta reforma Chile retrocederá varias décadas. Su diseño se basa en un prejuicio hacia la realidad de los trabajadores del mundo privado y desconoce la relación que hoy existe entre ellos y sus empleadores, estando fuertemente influenciado por la posición ideologizada de la CUT, organismo que representa principalmente a trabajadores del sector público”, sostuvo. Añadió que esta reforma aislará a Chile de la tendencia que siguen las economías desarrolladas y que, junto a México, será el único país de la Ocde que no tendrá “reemplazo interno”.

La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) adhirió a las críticas. “Es una reforma que está mal planteada por lo extrema. Era necesario legislar pero no irse de un extremo a otro en el péndulo, porque simplemente lo que se hizo es volver las cosas a 100 años atrás y no poner la mirada en el siglo XXI ”, dijo ayer Patricio Crespo, líder del gremio.

La visión negativa es transversal en el sector privado. El viernes, el persidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alberto Salas, cuestionó el proyecto tras una reunión del comité que reune a las seis ramas del empresariado. En una línea similar, Jorge Mas, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción señaló que la reforma laboral ha tenido “dos grandes debilidades: se basa en un diagnóstico errado y no considera su impacto en el crecimiento económico”.

Huelgas y negociación interempresa

Hermann Von Mühlenbrock también enumeró los principales aspectos conflictivos que le preocupan a la Sofofa del proyecto aprobado hasta ahora. “La prohibición de reemplazo (en huelga) se ve agravada por el reciente fallo de la Corte Suprema que abre la puerta a que éstas se desarrollen fuera de la negociación colectiva. Esto da lugar a un pronóstico aún más complejo en materia de relaciones laborales”, dijo. El lunes pasado, la Corte Suprema dictó un fallo que validó una huelga realizada fuera del marco de una negociación colectiva.

Sin embargo, el titular de la Sofofa agregó que “el rechazo de los senadores a la obligación hacia las pymes de negociar con sindicatos interempresa nos parece sumamente positivo”. Esa disposición fue rechazada por la oposición y cuatro senadores DC.

El presidente de la Sofofa advirtió que esa medida “sería el fin de miles de emprendimientos, pues significaría imponer condiciones de una empresa a otra, sólo por ser del mismo tamaño, incluso siendo de distintos rubros, haciendo a muchos negocios inviables. Esperamos que esta decisión no sea revertida en la Cámara de Diputados”. Crespo también planteó que esto debe ser algo voluntario. “La libertad de los trabajadores hay que respetarla si está consagrado en la Constitución”, aseveró.

Salas compartió esta idea el viernes. “Las empresas son esencialmente distintas como son distintas las personas” y dijo que la idea de forzar la negociación en esta modalidad tendría “un riesgo muy alto”.

Según algunos parlamentarios, la comisión mixta revisará la negociación del sindicato interempresa, pues la decisión del Senado de rechazar los artículos 362, 363 y 364 crea un vacío legal. En este sentido, algunos congresistas piden que esta negociación sea voluntaria, al menos para las micro y pequeñas empresas (Mipes), mientras que otros esperan que se respete la titularidad del sindicato interempresa en todas las compañías, independiente de su tamaño.