Sistema financiero y mercado de valores han funcionado con normalidad pese a la crisis

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: crisis

Consejero del Banco Central Enrique Marshall destacó que la incertidumbre provocada por la crisis internacional ha tendido a moderarse.

LA SERENA.- "El sistema financiero y el mercado de valores de Chile, si bien han sentido el efecto de la crisis global, no han sido una fuente de problemas adicionales a los que ya estamos viviendo. Han funcionado con relativa normalidad", aseguró el consejero del Banco Central (BC), Enrique Marshall, al presentar el último Informe de Estabilidad Financiera (IEF), correspondiente al primer semestre del año.

En términos generales, Marshall destacó que la incertidumbre provocada por la crisis internacional ha tendido a moderarse en el país. En ese sentido, las fuentes de financiamiento para Chile han permanecido abiertas, a diferencia de las crisis de 1982 y la asiática, cuando los créditos externos fueron limitados.

"Si uno toma la deuda externa de corto plazo residual que tendría que cumplir el país en el curso de un año, y lo compara con los activos que Chile tiene, estos últimos exceden el monto de la deuda. Incluso en un escenario extremo tendríamos capacidad para cumplir con nuestros compromisos", aseguró Marshall al destacar las políticas fiscales y del Banco Central, que han permitido al Estado mantener cuentas sólidas. De hecho, alabó medidas como la reducción de las tasas de interés.

Sobre los mercados locales, el informe asegura que operan con normalidad, luego de las tensiones a las que fue sometido en septiembre y octubre del 2008. Esto se ha traducido en el retorno de las tasas de interés a niveles próximos a los históricos.

Respecto a los hogares, Marshall dijo que el crédito se ha desacelerado, creciendo un 5% al primer trimestre de 2009, lo que equivale a 5,5 puntos menos del promedio del año 2008.

El consejero explicó que esto se debe a que las personas están más temerosas de pedir dinero, mientras que los bancos han aumentado sus exigencias.

Respecto a las empresas, el informe señala que la deuda de las entidades no financieras chilenas creció un 9,9% real en el primer trimestre de 2009.

Finalmente, indicó que una posible amenaza para la estabilidad financiera interna sería la prolongación de la debilidad financiera global.

"Una recuperación muy lenta, que tarde, tendría efectos sobre el crecimiento económico y aumentaría los riesgos", dijo durante su exposición a estudiantes de ingeniería comercial de la U. de La Serena.