Reforma tributaria: Gobierno y oposición acercan posiciones, pero votación quedará para marzo

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: marzo., reforma tributaria, votación

J. P. Palacios y C. Undurraga

Una primera reunión oficial para tratar de llegar a acuerdos y viabilizar la aprobación de la idea de legislar de la reforma tributaria sostuvieron ayer los diputados de oposición que forman parte de la comisión de Hacienda con el titular de esa cartera, Felipe Larraín.

El encuentro surgió luego que los parlamentarios del bloque opositor suscribieran la semana pasada un documento interno, en el que fijaron ocho condiciones que el Gobierno debiera acoger para destrabar la discusión. Entre esos ejes está el mejorar el régimen tributario de las pymes; no reducir la recaudación fiscal actual y no retroceder en el combate de la elusión y evasión; no aumentar la regresividad del sistema; fomentar el crecimiento de largo plazo; nuevos impuestos regionales y valorar los avances de la desintegración, y esperar la implementación completa de la reforma de 2014 antes de iniciar cambios.

"Nosotros tenemos la mejor de las disposiciones para entrar a este diálogo, y entendemos que para algunos parlamentarios de esta comisión (de Hacienda de la Cámara) no ha sido fácil suscribir un documento como este, pero es un documento que es un aporte porque establece bases sólidas para poder dialogar", dijo el ministro, haciendo referencia al listado de las ocho condiciones fijadas por la oposición para negociar un posible entendimiento. "Todos han flexibilizado su postura, no solo un sector", recalcó.

Larraín dio a conocer la creación de una mesa de trabajo conformada por los asesores de los parlamentarios y técnicos de Hacienda. Estos últimos serán coordinados por su jefe de asesores y coordinador macroeconómico, Hermann González.

"Invitaremos a una reunión a fines de esta semana o inicios de la próxima. Estableceremos un período de trabajo entre lo que resta de enero y febrero con el propósito de llegar a marzo para establecer algunos principios", señaló Larraín, quien también dio cuenta de que para el Gobierno ya no es prioridad que el proyecto de modernización tributaria se vote durante enero. "Que se vote a fines de enero o a comienzos de marzo, en términos legislativos, no hace una gran diferencia y nos va a permitir trabajar en construir un acuerdo", agregó.

El jefe de las finanzas públicas, asimismo, reconoció que en algunos de los puntos planteados por la oposición hay coincidencias. "Por supuesto que queremos que no se deteriore la recaudación, y segundo, el objetivo de la progresividad de esta reforma, que también acogemos", dijo.

El presidente de la comisión de Hacienda de la Cámara, Pablo Lorenzini (DC), mostró flexibilidad de cara a las conversaciones que se vienen. "Nada en la vida es intransable, algunos temas serán más difíciles, más complicados, habrá que buscar a lo mejor no las propuestas nuestras, ni las propuestas del Ejecutivo, sino alguna cosa intermedia, pero ese es el ánimo", sostuvo y advirtió que si los diálogos "son solo teoría, en marzo estaremos manifestando nuestro rechazo".

A juicio del diputado Pepe Auth (independiente pro PR), la reunión de ayer "es una buena base para iniciar una conversación y para ver si tenemos acuerdos en los mecanismos que traduzcan esos principios en realidad de recaudación, es decir, que no disminuya la progresividad y que no disminuya la magnitud, porque el tamaño sí importa".

El diputado Manuel Monsalve (PS) anticipó que "no estamos disponibles para que ese sector (de mayores ingresos) rebaje su carga tributaria y sea compensado por impuestos indirectos como la boleta (electrónica), que al final es IVA, o el impuesto a las plataformas digitales".