Reforma laboral: los puntos claves que esta semana zanjará Bachelet

Fuente: La Segunda
Categoría principal: Economía. Palabras clave: reforma laboral

Partió cuenta regresiva para su despacho al Congreso. Despidos por necesidad de la empresa y reemplazos en huelga, figuran en la lista.

Por Luis Mendoza

Para el próximo viernes a las 15:00 horas en punto está agendada una reunión clave entre el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, la titular del Trabajo, Javiera Blanco y los representantes de la CUT, liderados por Bárbara Figueroa. Ese encuentro marcará el fin de las conversaciones que ha impulsado el gobierno con los trabajadores y el empresariado para definir los pormenores de la reforma laboral que enviará el lunes 29 de diciembre al Congreso.

En esa reunión, el Ejecutivo contempla informar a la CUT los detalles finales del proyecto y buscará sondear los últimos reparos del sindicalismo.

Luego, será la mismísima Presidenta Bachelet quién zanjará los puntos en duda sobre el proyecto y que, muy probablemente, tendrán un corte final durante el fin de semana post Navidad.

Entre los aspectos pendientes, está el futuro que tendrá el artículo 161 del Código Laboral (que consagra el despido por necesidades de la empresa). Fuentes de La Moneda señalan que en reiteradas ocasiones la CUT ha solicitado su derogación, pero los gremios empresariales han planteado que se debe mantener algún mecanismo que permita realizar desvinculaciones en las empresas.

Otro aspecto que se negocia a toda velocidad con las Pymes se refiere al quórum que se exigirá después de la reforma para la conformación de sindicatos -actualmente se pide un mínimo de nueve trabajadores- y que por el momento sólo cuenta con el acuerdo general de elevar ese piso.

También, esta semana se definirá con la CUT si definitivamente se establece que el contrato colectivo anterior será la base desde la cual iniciar una nueva negociación colectiva.

Una de las medidas más polémicas y que serán incluidas sí o sí en el proyecto es el fin del reemplazo de trabajadores ante una huelga. Una medida que cobró más fuerza y que prácticamente quedó fuera de discusión tras recibir el respaldo de la Corte Suprema en las últimas semanas, dicen desde el Gobierno.

En éste ámbito, uno de los aspectos que tendrá que acotar Bachelet es qué empresas podrán acceder -ante una huelga- a un servicio mínimo de trabajadores para hacer frente a sus faenas críticas.

A cambio, señalan desde La Moneda, no se incluirá en el proyecto la negociación colectiva por sectores, ramas o interempresas.

Molestia por "doble discurso"

Uno de los aspectos que más molestia ha causado en el gobierno es lo que consideran el "doble discurso" que han manifestado los gremios empresariales, como la CPC y la Sofofa.

"En las conversaciones con el gobierno han manifestado su acuerdo con que la discusión laboral se zanje rápidamente con el propósito de eliminar la incertidumbre", sin embargo, su discurso público apunta a trabar y criticar cualquier iniciativa al respecto, señalaron desde La Moneda.

Es así, desde el gobierno señalan que han sostenido más de 100 reuniones con los actores privados y sindicales para afinar el proyecto y que, de hecho, el viernes pasado la ministra Blanco se reunió a primera hora con los representantes de la CPC, liderados por su gerente general, Fernando Alvear y su asesor jurídico, Pablo Bobic, tras lo cual sostuvo un encuentro con los representantes de la SNA.

Uno de los aspectos que más pesa entre el empresariado, reconocen todos los actores involucrados en las negociaciones, es la falta de un protocolo de acuerdo al cual aferrarse en el debate legislativo de esta reforma. Sin embargo, desde el gobierno señalan que estos temores son infundados, pues esta reforma no contendrá ni más ni menos que prácticamente los mismos acuerdos a los que llegó la CPC y la CUT en 2012 y que fueron desestimados por el entonces gobierno de Piñera.

Cambios dañarán empleo Asimet advierte

Un informe realizado por F & K Consultores para Asimet arrojó que un incremento en los costos asociados al mercado laboral aumentará aún más la proporción de empleos temporales.

Este aumento en los costos incidiría en una mayor dificultad para los trabajadores de pasar del mercado temporal al contrato indefinido, lo que podría perjudicar la calidad de los empleos, dijo el gremio de industriales metalúrgicos.

Asimet advirtió que el incremento en los costos laborales que traería la reforma laboral, si no son acompañados por aumentos en productividad, seguirán profundizando la crisis del sector.