Reforma laboral: gobierno evalúa nueva gradualidad de pactos de adaptabilidad

Fuente: La Tercera
Categoría principal: Economía. Palabras clave: reforma laboral

Casi $ 42 millones menos que lo proyectado inicialmente costará la reforma laboral, según el nuevo informe financiero que el gobierno presentó ayer a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

De acuerdo al documento, la iniciativa implicará un desembolso fiscal de $ 3.939 millones, donde cerca del 46% se explica por la calificación de servicios mínimos que deberá realizar la Dirección del Trabajo (DT) en caso de que empleador y trabajador no lleguen a acuerdo. Otro 29% irá al Fondo de Formación Sindical y relaciones laborales. El informe también redujo de 30% a 10% el incremento estimado de las mediaciones por parte de la DT una vez que entre en vigencia el proyecto.

Además de defender la propuesta y señalar que recuperó “un balance que pensamos estaba en riesgo” -al cerrar la puerta a la negociación ramal y la indexación del piso mínimo a negociar a la inflación-, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, reconoció que podrían introducir nuevas modificaciones.

Una, apuntaría a restablecer la gradualidad asociada a los pactos de adaptabilidad. “Tengo la sensación de que cuatro años era demasiado tiempo para la transición (…) Capaz que tengamos que buscar alguna transición; que no estemos listos en seis meses para que todos puedan hacerlo (…) Veremos si más adelante podemos repensar el tiempo”, dijo Valdés, en alusión a estos pactos.

En el texto original, uno de los artículos transitorios señalaba que los pactos de adaptabilidad se ampliarían gradualmente. Para aplicarlos, el empleador requeriría de una representatividad del 65% de afiliación sindical al primer año; 55% en el segundo; 40% el tercer año, y 30% en régimen. Esto fue rechazado por la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja, quedando establecido un quórum de 30% desde el inicio.

“Sin pactos de adaptabilidad, este proyecto no implicaría mejoría en niveles de productividad. Por eso la defensa a la adaptabilidad, para poder decir que este proyecto nos va a servir”, reforzó Valdés.

En la misma instancia, el ministro del Trabajo (S), Francisco Díaz, explicó que los pactos de adaptabilidad regirán sólo para los trabajadores afiliados al sindicato que los aprobó. Para los trabajadores no sindicalizados será opcional y en caso de aceptarlos deberán hacerlo de manera expresa, dejando constancia ante la DT. Si los acepta más del 50% de los trabajadores, regirán para la totalidad.

Hoy, la Comisión de Hacienda votará la reforma, que según está previsto será entre martes y jueves de la próxima semana en sala. La primera semana de julio arribaría al Senado.

Contener el gasto

Antes de ingresar a la Comisión de Hacienda, Valdés almorzó con la bancada de diputados PPD. En la ocasión repasó los temas económicos e hizo un llamado a los parlamentarios. Según algunos de los asistentes, el titular dio señales de que es necesario “frenar” el gasto, advirtiendo que se debe tener cuidado con dar espacio a todas las demandas.

“Hay que tener cuidado porque no nos sirve una economía con alto desempleo y en recesión”, dijo uno de los diputados intentando replicar el mensaje de Valdés. “El ministro nos dijo que tenemos que ser responsables con el gasto (…) el freno viene”, agregó otro.