Proyección de inflación 2008 ya llega a 7,4% y el FMI apuesta a que ésta bajará hacia fin de año

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: inflación

Latin American Consensus Forecast revela, además, un deterioro en expectativas de crecimiento a 3,9%:

En su informe anual, el Fondo Monetario pronostica un 5,5% para fines de año y un crecimiento anual de 4,25%.

Bancos de inversión en Wall Street restaron importancia a las proyecciones del FMI por el rezago que éstas presentan.

LINA CASTAÑEDA y Franco Vera

Tres puntos han subido las proyecciones de inflación en lo que va del año.

Si a comienzos de 2008 los expertos consultados por el Latin American Consensus Forecast veían un IPC de 4,3% para el año, el último reporte de la entidad entregado ayer reveló que éste se corrigió a 7,4%.

El documento entregado ayer (que modificó además la proyección de crecimiento de 4,1 a 3,9% para 2008) dejó inmediatamente rezagado el pronóstico de 5,5% para fines de año que entregó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reporte anual de la economía chilena.

"Es posible que el número para fin de año sea más alto que el 5,5%; sin embargo, la proyección del Fondo sigue siendo que la inflación va a declinar en la segunda mitad del año", dijo Martin Mühleisen, del FMI.

El FMI bajó su proyección de crecimiento desde 4,5 a 4,25% para 2008, y en 2009 prevé una expansión de 4,6% y una inflación de 3,7% a fin de año.

Al economista Gonzalo Sanhueza, de Zahler y Cía., le parecen extraordinariamente optimistas estas proyecciones en un contexto en que las tasas de interés están subiendo y el consumo se ha estado desacelerando, por lo que lo más probable es que en el segundo semestre el escenario internacional sea peor que en el primero, dice.

Si el precio del petróleo sigue cayendo hasta niveles en torno a US$ 100 el barril, su estimación es que la economía crecería 3,8% este año. Si se mantiene en torno a los US$ 140, el crecimiento sería en torno al 3,5%. En su opinión, las proyecciones del FMI van detrás de las que tiene el mercado, pero lo que más se valora de sus informes son los escenarios de la economía mundial.

El reporte del directorio ejecutivo del FMI no escatima en elogios para la economía chilena, destacando el manejo prudente de la política fiscal y monetaria. Respaldaron la disposición del Banco Central de subir aún más la tasa de interés para contener las expectativas de inflación.

Mühleisen consideró apropiada la acumulación de reservas vía intervención cambiaria y no ve que sea contrapuesta a la lucha contra la inflación.

Agregó que los subsidios para paliar los efectos del alza de los combustibles no son grandes desde el punto de vista de la magnitud del shock que tratan de mitigar.

Crecimiento

Hasta un punto de crecimiento potencial (US$ 2 mil millones anuales) podría restarle a Chile la mayor inflación, de acuerdo a un estudio de la Cámara de Comercio de Santiago

Chile debe equilibrar crecimiento e inflación

Afectada por shocks externos de oferta, la tasa de crecimiento de la economía chilena se ha reducido, a la par que ha habido un aumento de la inflación y de las expectativas inflacionarias. En este contexto, para el técnico del FMI, Martin Mühleisen, lo fundamental es cómo equilibrar y por un lado contrarrestar, de ser necesario, las medidas de políticas que traten de frenar la inflación y evitar que éstas mermen aun más el crecimiento.

Este es el logro fundamental, que en su opinión, Chile necesita mantener, y a largo plazo la economía parece estar bien encaminada. El objetivo del Banco Central es una inflación de 3%, y el ente necesitará tomar las medidas que le parezcan necesarias para lograrlo. "Pero habrá que contrarrestar y equilibrar los riesgos que esas medidas puedan ejercer sobre la tasa de crecimiento, y por otro lado, sobre la situación inflacionaria", enfatizó.

Hizo notar, además, que la economía tiene actualmente un exceso de capacidad, lo que viene a reducir los niveles de producción. No obstante, su percepción es que hay margen de maniobra para dirigir la economía dentro de esos parámetros, entendiendo que es demasiado pronto para decir cuándo van a reducirse los shocks externos. "La cuestión es hacerles frente de la mejor manera posible", dijo.

Ante otra consulta, dijo que el efecto del sector fiscal en la inflación a futuro no parece negativo.

Recomendaciones para el fisco y el Central

El staff técnico del FMI recomienda al Banco Central un mejoramiento adicional en la comunicación de las perspectivas de inflación, proveyendo información adicional de sus pronósticos en el Informe de Política Monetaria, incluyendo la propagación de shocks y el rezago de la política monetaria, lo cual podría fortalecer la efectividad de las políticas del Central.

Sugiere avanzar en la recapitalización del Banco Central para sostener la capacidad de reacción en una crisis. El déficit patrimonial del Central corresponde a un 2,5% del PIB y el costo de esterilizar la compra de divisas retrasa su retorno a un balance positivo. El ministro de Hacienda, Andrés Velasco, indicó que eso requiere autorización legal y por ahora la ley permite un aporte anual de 0,5% del PIB en cinco años y se han hecho dos aportes.

El staff también planteó que la exactitud en la información de importaciones militares necesita ser verificada, pues actualmente están siendo estimadas por el Banco Central. Si las Fuerzas Armadas reciben créditos externos, esa información no está disponible para el Central y ese financiamiento no aparece en los balances ni en las estadísticas de deuda externa. Al respecto, Velasco señaló que se ha avanzado en la transparencia de las cuentas fiscales y "siempre hay espacio para seguir mejorando".

Reformas en mercado laboral y de capitales

Junto con elogiar las iniciativas en curso para modernizar el mercado de capitales, los directores del FMI recomiendan medidas para avanzar en la internacionalización del peso, mejorar el acceso al mercado para las pequeñas y medianas empresas y aumentar la profundidad y liquidez del mercado mediante la reducción de barreras regulatorias y tributarias para inversionistas extranjeros.

Alientan a las autoridades a considerar nuevas reformas del mercado laboral a partir de las recientes recomendaciones de la Comisión Asesora Presidencial Trabajo y Equidad. "El buen funcionamiento del mercado laboral es fundamental para ayudar a la economía a adaptarse y seguir alcanzando altas tasas de crecimiento en una coyuntura económica mundial rápidamente cambiante", señalan.

Destacan que las medidas fiscales temporales para paliar alzas en los precios de alimentos y de la energía se apegaron a la regla de superávit fiscal de 0,5% del PIB y recomiendan a futuro "mantener las medidas de alivio social dirigidas a los sectores más vulnerables de la población". La economía chilena ha sido resistente al efecto estos shocks de precios mundiales, dicen, y advierten que los mayores riesgos para las perspectivas económicas, sobre todo el alza actual de la inflación, requieren vigilancia.

Las cifras de FMI no estarían actualizadas

Economistas en Wall Street que observan la economía chilena no dan mayor importancia a los datos de crecimiento e inflación publicados por el FMI. Los jefes para la región de varios bancos coinciden en que las estimaciones del Fondo casi no serían usadas por el mercado.

"Se puede criticar la lentitud en reaccionar ante los cambios, propio de la estructura y dimensión que tiene el Fondo. Hay cierto retraso de algunos informes (cuando son publicados), cosa que no sufren los bancos de inversión, donde la información tiene actualización constante", explica Gustavo Cañonero, del Deutsche Bank. Pero comenta que de la visión global que hace la institución se mantiene un gran respeto.

El economista de Lehman Brothers Guillermo Mondino opina: "El FMI tiene una opinión mucho menos relevante en torno a proyecciones de crecimiento o de inflación que cuando hacen un análisis a problemas más estructurales del funcionameinto de la economía de un país".

"Es una proyección más", dice Alonso Cervera, de Credit Suisse. "No reacciono ante lo que diga el Fondo y creo que los inversionistas tampoco. Sus revisiones son menos frecuentes que las que tiende a hacer el mercado, entonces no llaman mucho la atención", analiza. Los tres economistas prevén una expansión para Chile menor a 4% y un IPC de entre 6,4% y 7,9%.