Prevén alto dinamismo de inversiones de las AFP en activos alternativos

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: afp

Por ahora, las administradoras de pensiones mantienen congeladas las iniciativas de inversión en vehículos locales de fondos extranjeros de capital de riesgo.

El año 2018 promete nuevos bríos para los flujos de inversión locales, de la mano de una menor incertidumbre para poder apostar por ciertas clases de activos que, hasta ahora, están con un escenario más cauto por las elecciones presidenciales de este año, sumada a la indefinición legal que existe para que las AFP puedan diversificar sus inversiones en activos alternativos, que son los que no encajan con la tradicional renta variable -donde destacan las acciones- y la renta fija -en la cual predominan los bonos-. Es por esto que ya se alistan cambios fundamentales para que las administradoras puedan invertir en activos alternativos reales, como los de deuda, capital de riesgo, inmobiliarios, acciones de sociedades concesionarias y bonos de fondos de inversión, entre otros.

El nuevo orden

El Ministerio de Hacienda, dentro de su paquete de medidas legales que buscan impulsar la productividad, contempla que el 1 de noviembre de este año esté listo el nuevo régimen de inversión de las AFP y la reglamentación complementaria para que las administradoras puedan invertir en activos alternativos con límites establecidos. Con esto se busca diversificar los portafolios de inversión para obtener una mejor combinación de riesgo y retorno que aumente las pensiones.

Respecto a los límites e inversión máxima potencial en activos alternativos, la ley establece que no podrá ser inferior al 5% ni superior al 15% del valor de los fondos de pensiones, debiendo el Banco Central establecer el límite máximo definitivo. En tanto, el régimen de inversión podrá, eventualmente, fijar límites específicos, según activo. Considerando el rango antes mencionado de límite máximo de inversión en activos no tradicionales, desde la Superintendencia de Pensiones (SP) indican que "las AFP podrían llegar a invertir desde US$ 9.000 millones a US$ 27.180 millones en todos los activos alternativos" (cifra toma como base el valor de los fondos de pensiones al 31 de enero de 2017).

Gobierno trabaja a toda máquina

Por estos días la SP debe definir las propuestas normativas en lo referido al Compendio de Normas y Régimen de Inversiones, de manera de reglamentar estos cambios. Mientras que el Consejo Técnico de Inversiones (CTI) se debe pronunciar sobre estas propuestas y emitir una opinión técnica en forma previa a la modificación del Régimen de Inversiones, las que deben contar con el visto bueno de Hacienda.

En tanto, el Banco Central debe definir los límites de inversión máximos por tipo de fondo para activos no tradicionales y la Comisión Clasificadora de Riesgo tiene que, a solicitud de la SP, aprobar o rechazar las inversiones en activos alternativos.

Dentro de las actividades planificadas por la SP en este proceso están la revisión de la normativa internacional, el apoyo de consultor especializado en nuevas alternativas de inversión, análisis de recomendaciones y modificación del régimen de inversión de las AFP, elaboración de normas y definición de la fiscalización de este tipo de inversiones.

De la espera a la acción

Desde la industria de fondos, varias fuentes confidencian que las AFP congelaron sus inversiones en fondos feeder , que actúan como vehículo local para invertir en otros fondos extranjeros de capital de riesgo o private equity . Esto, luego de que se cuestionara desde los sectores reacios al sistema de AFP que estas tengan que pagar comisiones a los managers internacionales para operar sus inversiones en estos activos.

A raíz de lo anterior, Andrés de Goyeneche, director general de BlackRock para Chile, Perú y Uruguay, explica este compás de espera de las AFP para invertir en estos feeders: "Las AFP quieren ser prudentes con respecto a los compromisos que toman a futuro y esperan tener más información disponible por el tema de estas comisiones".

Pablo Valero, gerente de Inversión de Fondos de Terceros de Banchile, advierte que "si la normativa que salga en noviembre le pone una restricción artificial de prohibirle a las AFP el pago de una comisión a un tercero, puede que sea una fórmula ineficiente, porque obligaría a las AFP a invertir de forma directa y sin tener la expertise tendría que incurrir en gastos extraordinarios. Se le tiene que quitar la incertidumbre a este punto".

De todas maneras, los ejecutivos locales están esperanzados por un dinamismo de las inversiones de las AFP en alternativos para 2018, una vez que la norma y los límites para estas inversiones sea conocido.

"Los alternativos serán un sector bastante activo en las inversiones de 2018", adelanta De Goyeneche, mientras que Valero coincide con ello y destaca que en los alternativos "hay retornos que compensan el riesgo y que pueden mejorar las inversiones".

US$ 27.180
millones podría llegar a completar la inversión de las AFP en activos alternativos con los nuevos límites legales que comenzarán a regir para ellas en noviembre.