Nueva Ley de Quiebras pondrá foco en la reorganización de las empresas y reducirá los plazos

warning: getimagesize(files/g2.jpg) [function.getimagesize]: failed to open stream: No such file or directory in /home/eldeta/public_html/portal/themes/themedetallista/template.php on line 176.
Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: legal

Iniciativa establecerá incentivos para llegar a acuerdo con los acreedores. Mientras la liquidación pondrá el acento en la rapidez y el proceso no podrá durar más de 18 meses.

SILVANA CELEDÓN PORZIO
En más de la mitad se reducirán los plazos asociados al proceso de quiebra de una empresa, una vez que se apruebe la reforma que afinan los equipos del Ministerio de Economía, la Superintendencia de Quiebras y expertos de la Universidad de Chile, y que será enviada al Congreso antes del 21 de mayo.

La decisión de agilizar este proyecto -para el cual el Gobierno hasta ahora no había fijado plazos- fue tomada en la reunión bilateral que sostuvo este martes el Presidente Sebastián Piñera con el titular del señalado ministerio, Pablo Longueira, además de otras autoridades como el subsecretario Tomás Flores y el jefe de la División de Pequeñas y Medianas Empresas, Patricio Cortes, entre otros.

En dicha cita, según comentó ayer Longueira tras participar en un desayuno de Asimet, la instrucción fue clara: que la elaboración de la iniciativa concluya a fines de este mes, para luego realizar un proceso de socialización de esta reforma con el Poder Judicial y el sector bancario.

El proyecto cambia el foco desde la quiebra a la "reorganización", con el objetivo de viabilizar una compañía en problemas. Y sólo si no es posible llegar a acuerdos con los acreedores se procederá al cierre de la firma, explicó Tomás Flores a "El Mercurio".

El marco vigente -que data de 1982 y que sólo ha experimentado ajustes menores- se centra en la liquidación de los activos, lo que de acuerdo al diagnóstico del Ejecutivo "debilita el espíritu emprendedor". Además tiene efectos infamantes por el estigma de la quiebra y considera amplios plazos.

De hecho, el proceso de quiebra dura, en promedio, 4,5 años versus los 1,7 años de las economías de la OCDE. El esquema de la reforma considera un plazo máximo de 18 meses, en caso de que se opte por cerrar la compañía. Estos tiempos se reducen a unos cuatro meses si el "veedor", que reemplazará la figura del "síndico", logra acuerdo con los acreedores. Esta iniciativa, explicó Flores, avanzará en el Congreso en paralelo con el proyecto de "Quiebra Express" o de "Segunda Oportunidad" que será enviada en marzo y que beneficiará a las empresas con hasta dos años de vida, estableciendo un proceso expedito de cierre en la Superintendencia de Quiebras.

De esta forma, el Gobierno espera que Chile suba en los rankings internacionales. En el último Doing Business el país escaló dos puestos, al 39° lugar. Sin embargo, en el sublistado sobre resolución de insolvencia se ubicó en la posición 110 de un total de 183 economías.

CAMBIO

La reforma protegerá al deudor suspendiendo las ejecuciones individuales y medidas cautelares por hasta 90 días.