Mayoría de los chilenos rechaza reforma previsional y 55% cree que no mejora pensiones

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: reforma previsional

Poco más de un mes ha pasado desde que la Presidenta Bachelet presentó -en el Salón Montt Varas de La Moneda- los tres proyectos con los que el gobierno busca reformar el sistema de pensiones. Sin embargo, el escenario ya se complicó para el Ejecutivo.

La polémica por el informe de productividad -reconocía la posibilidad de un fuerte impacto en el empleo- que acompañó a la iniciativa que busca elevar la tasa de cotización en cinco puntos, puso la situación cuesta arriba.

El Gobierno redujo la semana pasada el carácter de "suma urgencia" al proyecto que crea el Consejo Autónomo de Ahorro Colectivo, argumentando que no alcanzaba el quórum para votarlo. Lo anterior generó sorpresa en bancadas de la Nueva Mayoría.

Entre los ciudadanos, en tanto, y a pocos meses de que concluya la actual administración, la iniciativa está muy lejos de concitar apoyo. La mayoría de los chilenos (52%) está en desacuerdo con la iniciativa que la Mandataria ingresó en agosto al Congreso, mientras que solo un 30% se declara "de acuerdo" con esta, según una encuesta Cadem realizada en septiembre. A su vez, la mayoría de las personas entrevistadas (55%) cree que la reforma previsional anunciada no permitirá mejorar las pensiones de los jubilados.

Para el presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, hay concordancia entre los distintos actores en que se requiere una "buena reforma previsional" que permita hacer cambios al sistema, aunque advierte que "las buenas reformas previsionales que tienen efecto en el largo plazo no solo tienen que estar bien hechas, sino que deben concitar un respaldo mayoritario de la ciudadanía, porque estas cosas deben persistir en el tiempo". En ese contexto, asegura que "la ciudadanía se da claramente cuenta de que no es esta la reforma que lleva a la mejora de las pensiones". Con ello, insiste -tal como lo pidió la Presidenta Bachelet en agosto de 2016- que estas modificaciones requieren ser fruto de un gran acuerdo nacional, requisito que, a su juicio, permitiría lograr el consenso de la ciudadanía.

Santa Cruz añade: "Es muy importante escuchar la voz de la gente y no el grito de algunos de la calle".

Ahorros personales

Las personas siguen apostando por que los fondos debiesen ir a las cuentas individuales de los trabajadores. Así, el 62% cree que el 5% de cotización adicional que pagará el empleador debiese ir íntegro a las cuentas personales; mientras que tres de cada diez coincide con la propuesta del gobierno que plantea que solo 3% vaya a las cuentas personales y el 2% restante forme parte de un Seguro de Ahorro Colectivo que entregue beneficios intrageneracionales (solidaridad entre los miembros de una misma generación), intergeneracionales (para mejorar las pensiones actuales) y compensatorios para las mujeres.

El presidente de AFP Habitat, Juan Benavides, asegura que "el 3% es insuficiente para una buena jubilación y por lo tanto, es importante que se considere la opinión de la gente, que dice que quiere que el 5% vaya completo a su cuenta individual".

La creación de un ente estatal para la administración del 5% -que muchas veces fue ocupado como argumento que apuntaba a enfrentar la falta de legitimidad del actual sistema- tampoco convence a la población. De hecho, el 58% de los chilenos prefiere que sean las AFP las que administren sin costo extra el 5% de cotización adicional, mientras que el 28% se declara dispuesto a pagar una comisión adicional.

El gerente general de AFP Capital, Eduardo Vildósola, sostiene que parte de esos tres proyectos sí apunta a mejorar las pensiones, como el aumento de la tasa de cotización, la incorporación de los trabajadores independientes y el fortalecimiento del Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC), entre otras.

Pero, advierte que "hay cosas que no vemos con claridad que mejoren pensiones, como que se les cobre una comisión extra a los afiliados, ya que si las AFP gestionaran el 5%, ese cobro no existiría".

Benavides, de Habitat, indica que "quienes están legislando tendrán que ver cómo le responden a sus electores. Si estos les están manifestando algo y (los parlamentarios) están yendo en contra de eso, tendrán que tener una muy buena razón para responderles de forma distinta".