Mandatario convoca a "cinco grandes Acuerdos Nacionales" en primer discurso en La Moneda

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: acuerdos

Minutos antes de la 19:00 horas llegó ayer el Presidente Sebastián Piñera a La Moneda, donde ingresó, junto a su mujer Cecilia Morel, por segunda vez.

Tras un recorrido a bordo del Ford Galaxie descapotable, Piñera recibió los honores de la Guardia de Palacio y, luego, el saludo de las máximas autoridades nacionales y extranjeras.

Tras un cóctel en el Patio de Los Naranjos, el Presidente pronunció un discurso de 29 minutos desde el balcón ante los adherentes que se congregaron en la Plaza de la Constitución. "Hace 8 años atrás, mi primer acto como presidente en ejercicio fue visitar a las familias de regiones golpeadas por el devastador terremoto y maremoto del 27/F (...). Hoy llegamos a esta misma casa de todos los chilenos, con el firme y urgente compromiso de hacer justicia y mejorar la dignidad y calidad de vida de todos nuestros niños", dijo, remarcando que había optado por que su primera actividad fuera una visita a un centro del Sename, donde pidió un acuerdo por la infancia (ver C1).

Sin embargo, no fue solo ese el llamado que hizo el Mandatario. Tal como ha sido la tónica de sus mensajes, Piñera llamó a la unidad, y propuso cinco materias específicas en las cuales llegar a acuerdo: infancia, seguridad, salud, paz en La Araucanía y la derrota de la pobreza para alcanzar el desarrollo.

"Convoco hoy a todos mis compatriotas, y muy especialmente a los parlamentarios, a cinco Grandes Acuerdos Nacionales, para avanzar con un verdadero sentido de urgencia", afirmó.

"Chile somos todos"

En un contexto donde el gobierno no tiene mayoría en el Congreso y donde deberá buscar alianzas, Piñera fue enfático anoche en la necesidad de colaborar entre todos. "El gobierno será un gobierno que buscará siempre la unidad. Y que va a buscar reemplazar esa errónea lógica de la retroexcavadora por la sana cultura del diálogo, los acuerdos y la colaboración", sostuvo.

En esa línea, agregó que la construcción de la patria "no es tarea ni responsabilidad solo de un presidente, un gobierno o una coalición. Es tarea y responsabilidad de todos los chilenos (...). Porque Chile somos todos y no sobra nadie, excepto el odio, la maldad, la intolerancia y la violencia".

Por otra parte, el Mandatario reiteró que uno de los ejes de administración será la clase media. "La red de Clase Media Protegida apunta al corazón de los anhelos, pero respetando siempre y sin quitarles nunca su protagonismo y libertad para vivir sus propias vidas", señaló.

Entre otros temas, el Presidente mencionó las pensiones como una de sus urgencias, especialmente las de las mujeres. Además, aseguró que transferirá mayores atribuciones y recursos a los gobiernos regionales para "acercar" el Estado a las personas. Eso sí, advirtió: "Les exigiremos mejor gestión".

Una de las prioridades para el primer tiempo del gobierno es retomar el crecimiento, punto que anoche Piñera también destacó. "El verdadero desarrollo no solo tiene que ver con números, cifras y estadísticas. El verdadero desarrollo tiene rostro humano y su norte es mejorar la calidad de vida de las familias chilenas", afirmó, marcando un contraste con el discurso de su anterior administración.

Finalmente, Piñera indicó que realizará una reforma a las policías, modernizará el Estado y fortalecerá la familia "buscando una total igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres".

Al término de su discurso, el Mandatario se incorporó al cóctel con los dirigentes e invitados de Chile Vamos.

Ceremonia en Valparaíso

Fueron veinticuatro minutos que revivieron la escena de hace ocho años, cuando Michelle Bachelet le puso por primera vez la piocha de O"Higgins a Sebastián Piñera. En una ceremonia aún más corta que en aquella ocasión, Piñera, quien incluso escogió el mismo tono de corbata que esa vez, se convirtió ayer en el 40° presidente del país ante un Congreso renovado y con mayor cantidad de parlamentarios.

Al inicio de la jornada en Valparaíso comenzó con la llegada de los invitados. Cecilia Morel fue una de las más aplaudidas al ingresar al Congreso antes del mediodía. Pero sin duda, Michelle Bachelet captó las miradas de los asistentes al ingresar por última vez como presidenta al Congreso.

Desde la entrada de Bachelet hasta que llegó a la testera, hubo 44 segundos de aplausos. "Gracias Presidenta" le gritaron después desde las tribunas.

A las 12:06, Piñera juró como Jefe de Estado y el nuevo presidente del Senado, Carlos Montes (PS) fue el encargado de entregar la banda presidencial a Sebastián Piñera.

-"¿Te ayudo Carlos?", dijo Bachelet, tras ver una titubeante acción del presidente del Senado.

Con la banda ya puesta, el Presidente Piñera consultó a la ex Mandataria si la piocha era original. La respuesta de Bachelet fue que la original "se había perdido".

Posteriormente, el Mandatario tomó juramento a los ministros de Estado para luego concluir la ceremonia.

Piñera se dirigió al Palacio de Cerro Castillo, donde se reunió con varios de los presidentes invitados.