Últimas sorpresas del IPC seguirán pesando en inflación durante el primer semestre

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: inflación

** Expertos anticipan un 0,2% de alza en enero, porque se revertirán parcialmente algunas subidas de precios y 0% en febrero por la reducción de las tarifas eléctricas.

LINA CASTAÑEDA

Los altos IPC que llevaron la inflación en doce meses desde un 3% en septiembre a un 4,4% a diciembre pasado, seguirán teniendo incidencia en los primeros meses de este año.

Entre otros factores -dicen analistas-, porque las últimas alzas puntuales se revertirán parcialmente y porque los precios ya habían comenzado a reflejar presiones de demanda. De ahí que las previsiones apuntan a una inflación en doce meses que cerraría en 3,9% a junio.

Los últimos IPC tuvieron un componente volátil muy significativo, como carnes, pescados y combustibles, dice César Guzmán, subgerente de Estudios Macro de Inversiones Security, aunque también sostiene que hubo efectos de segunda vuelta que incrementaron el transporte.

Por otro lado, si bien la inflación subyacente se fue incrementando gradualmente durante 2011, en su opinión es una inflación controlada.

El IPC tuvo un alza de 0,6% en diciembre con respecto al mes anterior, y en esa variación hay elementos puntuales, como el alza del dólar que afectó los precios de los bienes transables en los últimos meses y alzas estacionales en los alimentos y en los pasajes de los buses interprovinciales. No obstante, el gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever, dice que en el alza del transporte urbano también hubo un componente de demanda.

La demanda comienza a presionar los precios justo cuando la economía entra en el ciclo de desaceleración del consumo interno, por lo que su percepción es que estos factores van a tender a diluirse.

Lever anticipa un IPC de 0,1% para enero y una cifra similar en febrero, e incluso menor, dependiendo de lo que ocurra con el tipo de cambio. Y para marzo, que es un mes de alta inflación, su pronóstico es una variación mensual de 0,5%.

Con esas estimaciones, la inflación en doce meses llegaría a 4,2% en enero, 4% en febrero y 3,9% en marzo, para luego ir convergiendo hacia niveles más cercanos a 3%, en diciembre.

Valentín Délano, economista jefe de Cruz del Sur, apunta a una inflación de entre 3% y 3,5% para fin de año.

Enero es un mes que usualmente presenta una baja inflación, por un tema estacional, y no cree que el año esté partiendo con una tendencia inflacionaria. El alza de los salarios puede ser un riesgo, pero -precisa Délano- hace rato que la economía ya no crece 6,5%, sino que se está expandiendo entre 3,5% y 4%, por lo que más adelante se verá una desaceleración de contrataciones y de salarios.

La compensación inflacionaria que resulta de comparar las tasas nominales con las tasas en UF de los papeles a 5 y 10 años plazo está entre 2,7% y 2,8%, en circunstancias que usualmente se ubica entre 3% y 3,1%, por lo que el mercado ya espera una menor inflación a futuro.

El IPC en enero

Un alza mensual de 0,2% para el IPC de enero y de 0% en febrero son las proyecciones del banco BBVA. Este mes se revertirán algunas de las alzas de diciembre, como los precios de algunas frutas y verduras, dice Felipe Jaque, economista principal de la institución. Anticipa que una de las alzas de mayor incidencia en enero será la del precio de los combustibles, mientras que en febrero incidirá la baja en las tarifas eléctricas.

Santander GBM subió desde 0,1% a 0,2% el pronóstico de IPC para enero y apunta 0% en febrero, aunque como en la canasta del IPC hay algunos ítems indexados y debería haber, en menor medida, un impacto de segunda vuelta, también está esperando algo de mayor presión core que los haría elevar la proyección de inflación para febrero y marzo, dice el analista Juan Pablo Castro.