Los tours para conocer el Chile geológico son la nueva apuesta para encantar a los turistas

Fuente: El Detallista
Categoría principal: Economía. Palabras clave: turismo

Entender la formación de la cordillera o diferenciar los tipos de minerales es parte de lo que se puede aprender mientras se visitan distintas zonas del país.

El Cajón del Maipo es un laboratorio para los estudiantes de Geología. A solo una hora de Santiago, su geografía permite entender la formación y evolución de la Tierra. "Es el lugar más cerca de Santiago donde podemos ir río arriba descubriendo la secuencia de rocas que el río ha cortado", dice el geólogo César Montenegro, quien junto a Cristián Sepúlveda -y recordando sus años universitarios- decidieron crear Magma Tours, una empresa dedicada al turismo geológico.

"La idea comenzó como una réplica de lo que se hace en los cursos de geología. En nuestro caso, hacemos 6 o 7 paradas, observamos el paisaje y explicamos el terreno", dice Montenegro.

Ver el curso del río Maipo y detenerse en los meandros (vueltas del río) ya puede entregar información. "Parados al lado norte del río hacia el sur se observan diferentes sistemas de plataformas que se han ido produciendo por el río en miles de años".

Otros momentos del tour incluyen observar "un brazo de cámara magmática"; diferenciar un valle glaciar -con forma de U- de un valle fluvial -con forma de V-; llegar a Lo Valdés para encontrarse con fósiles marinos de 65 millones de años y terminar en Baños Morales para entender su relación con el volcán San José, pero también para descansar.

"A la gente que viene le gusta observar un paisaje hermoso, pero también tiene curiosidad de conocimiento", dice Montenegro.

Magma Tours no es la única empresa dedicada a recorridos geológicos. "Hay cada vez más gente joven que está empezando a abrir esta línea dentro de la geología", dice Manuel Shilling, director de la Sociedad Geológica de Chile, que fomenta la creación de "geoparques" en el país.

Según explica, Chile tiene cualidades especiales para desarrollar este tipo de turismo. "Si bien no tenemos una geología muy antigua, si se hace un perfil de costa a frontera, se pueden ver 300 millones de años de evolución bien completa".

Julio Pérez y Nicole Cabrera son una pareja de geólogos que a fines de 2016 crearon Kurakutral, una empresa que ofrece tours por el Cajón del Maipo y la laguna del Maule, siempre con un enfoque geológico. Por eso en sus paseos llevan pizarras para ilustrar los conceptos de los que hablan, lupas, un imán y un rayador -lápiz que permite ver la dureza de los minerales-, el equipaje básico de todo geólogo.

"La magnetita, por ejemplo, es de una tonalidad negruzca con brillo metálico. A veces sufre un proceso de alteración que se convierte en hematita, pero en la parte superficial se ve como magnetita. Entonces, si la rayas y tiene una raya negra, es magnetita, pero si la rayas y tiene raya roja, es hematita", explica Pérez. Ese tipo de demostraciones también las realizan en su tour. "No es una clase latera, es lo más didáctico posible, y la idea es que los turistas hagan preguntas. A los uruguayos, por ejemplo, lo que más les llama la atención son la cordillera y los terremotos".

Y agrega: "Nuestra máxima es que cuando vuelvan a ver la cordillera de los Andes la vean con otros ojos. Al menos que entiendan los procesos que la controlan".

A Francisco González (30) le gusta hacer actividades al aire libre, pero también entender dónde está parado. Por eso, cuando supo de este tour geológico desde Santiago hasta la laguna del Maule, decidió inscribirse. "Me gusta no solo apreciar el paisaje, sino también entender qué hay detrás. En la laguna del Maule nos hicieron una reseña de la actividad volcánica que va moldeando el lugar. No me imaginaba que los volcanes influían tanto; en este caso, la laguna se va levantando".

La geóloga Paula Ramos asegura ser una pionera en geoturismo en el país. Su agencia, Acamarachi Tour, en San Pedro de Atacama, hace paseos al valle de la Luna y al valle Arcoíris, entre otros.

A Ramos, quien también es la encargada de formar guías sobre geología en la zona, no le parece raro que los turistas se entusiasmen por conocer el lado geológico del norte de Chile. "Esta es una zona súper rica. Por ejemplo, tenemos la caldera más grande de Sudamérica, la Pacana. Tenemos la superficie con mayor cantidad de ignimbrita (piedras pómez) en el mundo; tenemos distintos tipos de volcanes, dos cordilleras y dos cordones importantes, además del salar".