Los seis proyectos en el Congreso que preocupan al Banco Central por su impacto en el sector financiero

Fuente: Emol
Categoría principal: Economía. Palabras clave: banco central, proyectos.

"Tenemos que reconocer que hoy día discutimos cosas que, teniendo un impacto en el corto plazo, también pueden tener influencia de largo plazo, y algunas de ellas no necesariamente positivas", sostuvo Mario Marcel.

por Tomás Molina

El Banco Central presentó ayer el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) correspondiente al segundo semestre de 2020, en donde expuso su inquietud sobre proyectos que están siendo debatidos en el Congreso y que, a ojos del ente rector, podrían tener efectos a largo plazo no deseados sobre el mercado financiero. Uno de ellos, el permitir a los afiliados, por segunda vez, retirar el 10% de sus fondos de pensiones.

Tras publicado el informe, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, lo presentó ante la comisión de Hacienda del Senado, instancia en la que destacó que, pese a todas las dificultades, la economía chilena "ha sido capaz de responder en una buena forma" al shock provocado, primero, por la crisis social, y luego profundizado por la llegada de la pandemia de covid-19 en marzo.

Así, en el caso de las empresas, subrayó que las medidas de acceso a crédito se activaron rápidamente, evitando las "quiebras masivas" propias de una recesión, mientras que, en los hogares, "si bien el apoyo llegó con un rezago algo mayor, han sido significativos y han evitado que se vean afectados por la contracción del crédito de consumo importante que ha habido en este periodo".

Para lograr esto, resaltó que tanto el Central, como la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y el Ministerio de Hacienda, han tenido que ponerse "creativos e innovadores en término de medidas que hemos adoptado". Pero a partir de ahora, dijo, "podemos decir que los caminos se bifurcan". Es decir, "si las cosas siguen evolucionando de manera positiva", de la mano del desconfinamiento gradual y la normalización de las actividades, las empresas y personas podrán cumplir con las deudas tomadas durante este tiempo, dejando atrás la posibilidad de problemas de gran envergadura en el sistema financiero.

"Sin embargo, también hay escenarios en que las cosas pueden salir mal", advirtió Marcel, donde no solo podría ser perjudicial que la crisis sanitaria y el efecto sobre la actividad se prolonguen, sino que también se suma "el riesgo de que tengamos efectos sobre el sistema financiero que provienen de reformas legales que hoy día estamos discutiendo".

"Tenemos que reconocer que hoy día discutimos cosas que, teniendo un impacto en el corto plazo, también pueden tener influencia de largo plazo, y algunas de ellas no necesariamente positivas", recalcó, y enumeró seis proyecto que tramita el Congreso y que el Banco Central mira con especial preocupación.

Segundo retiro del 10% La reforma constitucional para permitir un nuevo retiro de los ahorros previsionales es una de las iniciativas que preocupa al ente emisor por los eventuales problemas a largo plazo que podría traer a la economía nacional. "Retirar fondos previsionales significa reducir el ahorro de los trabajadores (...). Una economía para crecer y no depender exclusivamente del financiamiento externo, tiene que tener ahorro doméstico", dijo, recalcando que retirar pensiones, "en el largo plazo, implica reducir ahorro, reducir las pensiones futuras y agrega más obligaciones fiscales".

"Tenemos que tener claro que el retiro de ahorros previsionales es en el fondo poner liquidez a disposición de los afiliados del sistema a cambio de reducir sus activos previsionales de largo plazo. Se combinan estos elementos de necesidades más inmediatas con los efectos de más largo plazo", los que "no son menores desde el punto de vista de la macroeconomía y la estabilidad financiera", afirmó.