Las expectativas para el tipo de cambio a un año plazo descienden a $650 por dólar

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: dolar

Un tipo de cambio de $650 por dólar dentro de 11 y de 23 meses, es la expectativa que tienen hoy los economistas que mensualmente encuesta el Banco Central, anticipando un peso más apreciado del que estimaban anteriormente.

Entre noviembre y enero, el pronóstico de los encuestados apuntaba a un tipo de cambio de $660 a un año y de $655 a dos años plazo.

Desde inicios de año a la fecha, esta variable ha disminuido en 40 pesos, aumentando el poder adquisitivo para efectos del turismo y la compra de productos importados en el mercado local, mayormente tecnológicos, parte línea blanca, electrónica, videos, fotografía. Así también debe favorecer la inversión en bienes de capital, dice George Lever, gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

No obstante, además hace ver que proyectar el tipo de cambio siempre es un ejercicio especulativo porque se trata de una variable muy volátil y que depende de distintos escenarios.

Dos son las razones que según analistas inciden en la trayectoria que está siguiendo el tipo de cambio: precio del cobre y tasas de interés.

Los modelos de Tanner Investment arrojan que el precio del cobre podría llegar a US$ 2,90 y US$ 3,0 la libra, toda vez que se resuelva el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, dice Joaquín Aguirre, gerente de Estudios de la entidad.

Además, señala que el diferencial de tasa de interés rectora entre Chile y EE.UU. podría seguir aumentando. Las tasas en Chile debieran subir a una velocidad mayor que en la economía estadounidense, haciendo que el dólar se deprecie y sea más atractivo invertir en pesos, que en dólar, expone Aguirre.

La política monetaria en ambos países viene con alzas de tasas recientes y con una expectativa de que -dados los niveles de actividad- en el corto plazo no haya movimiento de tasas. Si EE.UU. pone pausa a su proceso de alza, afectaría negativamente el valor del dólar, dice Lever. En el caso de Chile, introducir una pausa tendría un efecto positivo y ambas fuerzas se podrían netear.

Pero lo que está pesando en la coyuntura está más asociado al potencial acuerdo que están buscando EE.UU. y China en torno al conflicto comercial, cuestión en que la incertidumbre es alta. En los últimos días las expectativas son algo más optimistas, pero las negociaciones recién comienzan y en rondas anteriores no ha habido buenos resultados, repara el ejecutivo de la CCS.

De mantenerse el tipo de cambio en torno a los $650 no debería ser perjudicial para las exportaciones dado que una de las razones de la caída del dólar sería un mayor precio del cobre, indica el economista de Tanner. Para Chile es muy importante lo que se pueda esperar respecto de la actividad económica en China y demanda de cobre, luego de las negociaciones con EE.UU. Por otro lado, agrega Lever, el impulso al consumo de bienes importados con un dólar más bajo podría ser un aporte al control inflacionario.

Alza de tasa

Solo un alza adicional de la tasa de interés de política monetaria (TPM) durante lo que resta del año es el resultado que arrojó la mediana de los 37 economistas encuestados por el Banco Central. La tasa rectora, hoy en 3%, cerraría 2019 en 3,25% en lugar del 3,5% como pronosticaban el mes anterior. En un 3,50% dentro de 17 meses en lugar de 3,75% y en 3,75% en lugar de 4% dentro de dos años.

Tales expectativas distan del horizonte que se había dado el Banco Central para alcanzar la tasa neutral de 4% a 4,5% en la primera mitad de 2020.

Las alzas en la tasa rectora deberían elevar el costo de créditos de consumo y también de los préstamos hipotecarios por un mayor costo de fondeo, dice Aguirre. Pero descarta un efecto fuerte dado que las tasas vigentes siguen siendo muy bajas a nivel histórico. El efecto se va a notar cuando la tasa se acerque a su nivel neutral, observa.

Al igual que otros economistas, Lever piensa que la tasa neutral en Chile es más baja que el rango de 4% y 4,5% por lo que, en su opinión, las tasas actuales no son tan bajas ni tan expansivas como parece.

Inflación

Los encuestados redujeron ligeramente, desde 2,8% a 2,7% sus proyecciones de inflación anual a diciembre de este año y mantienen ancladas a la meta del Banco Central una estimación de 3% dentro de dos años plazo. Anticipan una variación mensual del IPC de 0,1% en febrero y 0,3% en marzo.

Crecimiento

Las previsiones para el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) apuntan a una variación en 12 meses de 2,8% en enero. El Imacec no minero tendría un aumento de 2,9% en el mismo período.

La mediana de los expertos consultados anticipa un crecimiento del PIB de 3,5% en 2019, en comparación al 3,6% previsto hace un mes. Mantienen su proyección de 3,5% para 2020.

TPM 3,25%
Solo un alza adicional en la tasa de interés rectora prevén los encuestados para este año, cerrando en 3,25% en diciembre.