Laboralistas enjuician reforma: "Será nominal y sin cambios sustanciales"

Fuente: La Segunda
Categoría principal: Economía. Palabras clave: reforma laboral

Con gusto a poco, más bien insípido, es el sabor de boca que deja la Reforma Laboral entre los abogados del área, que han seguido con lupa los lineamientos que ha anunciado el gobierno para su proyecto, el que antes de fin de año debiera ser enviado al Congreso.

Algunos laboralistas, más cercanos al mundo sindical, hablan de una iniciativa menor, que "maniata" la negociación colectiva y que podría terminar en una mera retórica. Otros, más pro-empresa, advierten que es una reforma hecha a la medida de la CUT y que no responde a una profunda reforma.

El profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de Santiago, Joaquín Cabrera, ha accedido a las conversaciones de los equipos programáticos y ha participado en las rondas para analizar este nuevo proyecto. A su juicio, la iniciativa legal "ha ido de más a menos".

"El esfuerzo de reequilibrar la cancha -eslogan usado en el programa de gobierno- es cada vez menos, en la medida que el remplazo en la huelga no esté prohibido sino que regulado, y de que la titularidad sindical esté matizada", aclara.

A su juicio, el gobierno lo que ha hecho son adecuaciones menores conforme avanza la discusión, de lo que define como una larga y postergada reforma laboral.

"Lo que está como telón de fondo es si las empresas tendrán una contraparte negociadora reconocida por la ley, que permita generar un diálogo mas eficaz", precisa.
"Poco vuelo"

En esa línea dice que el gobierno ha adormecido el ímpetu inicial de una reforma que reequilibre la relación entre empleadores y trabajadores. "No le veo mucho vuelo a la reforma sino que más bien está maniatada y podría terminar en una cuestión más retórica que efectiva", recalca.

¿La razón? Según Cabrera, el gobierno ha matizado los enunciados de la reforma laboral para no profundizar más la lejanía del empresariado con el gobierno tras lo ocurrido con la reforma tributaria. Y añade que si apretó el freno fue "porque puede estar buscando acuerdos en otras partes de la agenda como la educacional y constitucional".

El hecho de que el proyecto laboral no contemple un sistema negociador colectivo por área y no elimine por completo el reemplazo de huelguistas también minimiza la reforma, según el profesor de Derecho del Trabajo de la UAI, Sergio Gamonal.

Y advierte que de acuerdo a las señales que ha dado hasta ahora el gobierno "la reforma será nominal y sin cambios sustanciales".

"Sindical no laboral"

Parte del empresariado y ex autoridades no tienen claridad de qué es lo que hará el gobierno tras las diversas señales que han recibido.

Juan Carlos Jobet, ex ministro del Trabajo, dice que "el gobierno se ha ido inclinando por una reforma sindical que busca darle en el gusto a lo que quiere la CUT".

Jobet cree que es necesario ampliar la mirada de los intereses de la cúpula sindical: "abordar los desafíos de fondo del mundo del trabajo con la capacidad de la empresa y de los trabajadores de acordar buenas condiciones para ambas partes en una cancha pareja".

Una herramienta que permitiría aquello es invertir en la capacitación de los trabajadores, agrega.

Además indica que "es necesario buscar mecanismos de adaptabilidad para que el mundo del trabajo se haga cargo de los cambios que enfrentan las empresas, pero ninguna de esas cosas uno las oye en la reforma", advierte.

"Es una reforma sindical más que laboral, con una mirada estrecha de los desafíos del mundo del trabajo. Lo único que hace es poner rigidez a las empresas y así a las empresas les va mal, y cuando a las empresas le va mal, les va mal a los trabajadores", puntualiza.

Andrés Santa Cruz, CPC: Contenidos no apuntan a una buena agenda laboral

"Lo importante no es la premura, sino que tengamos una buena agenda laboral y los contenidos que conocemos hasta ahora no apuntan en esa dirección". Andrés Santa Cruz, presidente de la CPC, no comparte el apuro del gobierno por sacar adelante una reforma laboral que, a su juicio, al descartar ciertos puntos como la indemnización por años de servicio "no va en la dirección correcta". Asegura que no han participado de la mayor parte de los contenidos del proyecto que hoy se están conversando. "La cancha a veces está dispareja para un lado y otras veces está dispareja para otro", recalca.

En la gráfica,Sergio Gamonal, abogado, académico de la Universidad Adolfo Ibañez.