Jorratt tilda de regresiva reforma tributaria y advierte que boleta electrónica "no recaudará nada"

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: Reforma

En la primera exposición en la Cámara, el ingeniero advirtió que el proyecto del Gobierno debilita la administración tributaria. Tras sus dichos, sesión se suspendió.

Agitado fue el inicio ayer de las audiencias en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados para estudiar el proyecto de ley de modernización tributaria del Gobierno. Los primeros invitados fueron el exdirector del Servicio de Impuestos Internos (SII) Michel Jorratt y el extesorero general de la República Hernán Frigolett. Sin embargo, solo logró exponer el primero.

Jorratt, quien fue uno de los cerebros de la polémica reforma tributaria de 2014, realizó duras observaciones contra la iniciativa del actual Gobierno. En primer término, advirtió que "hay un retroceso en equidad horizontal, retroceso en progresividad, no hay una real simplificación, a mi juicio, no se aprecia realmente la modernización que da título al proyecto y la recaudación del proyecto significa una pérdida". El ingeniero añadió que también "hay un debilitamiento de la administración tributaria".

Ante la presencia en la comisión del subsecretario de Hacienda Francisco Moreno y los asesores de la cartera Hermann González y Carolina Fuensalida, Jorratt también apuntó contra el corazón de la reforma: la reintegración. "El discurso dice que este proyecto de ley al integrar restaura la equidad horizontal. Esto significa que dos personas que ganan lo mismo deben pagar el mismo impuesto. Pero desde ese punto de vista el proyecto hace todo lo contrario, reestablece el trato preferencial a las rentas del capital, toda vez que a igual nivel de renta, con el proyecto, un empresario va a pagar menos impuesto que un trabajador dependiente", señaló.

El experto remarcó que "el proyecto es claramente regresivo" y, a su juicio, "al reintegrar el (régimen) semiintegrado, todos esos recursos van a ir en el grueso al 1% de la población de mayores ingresos".

Recordó que el aún vigente sistema semiintegrado "lo propuso la (entonces) oposición y lo hizo porque consideró que era mejor que el atribuido, es decir, porque hay un beneficio en postergar la tributación. Ese 9,45% (diferencia entre la tasa de 35% y 44,45%) es el costo que muchos están dispuestos a pagar con tal de poder postergar".

Según el extitular del SII, hay otras medidas en la iniciativa que también serían regresivas, como el establecer una tasa de tributación de 20% por ganancias de capital por venta de acciones. "Eso es claramente regresivo, se habla de que se está modernizando la tributación de las ganancias de capital. Es decir, los grandes (empresarios) que hagan ganancias de capital, en vez de pagar el 35%, van a pagar 20%", dijo.

El ingeniero añadió que "la ampliación del crédito IVA a las empresas constructoras también es regresiva. La depreciación instantánea también lo es porque la pequeña empresa ya tiene mejores incentivos que ese".

Una de las críticas más duras de Jorratt en su presentación apuntó a la implementación de la boleta electrónica, que de acuerdo al informe financiero de la reforma recaudará US$ 1.181 millones. Sin embargo, a juicio de Jorratt, la medida "no recaudará nada" debido a que el proyecto no establece incentivos para su aplicación, lo cual vendría de la mano de una reducción de la evasión.

La exposición del experto llevó a los diputados Patricio Melero (UDI) y Alejandro Santana (RN) a pedir al presidente de la comisión, Pablo Lorenzini (DC), abrir un debate para formular preguntas. No obstante, no hubo acuerdo y la sesión tuvo que terminar anticipadamente.

Marzo 2019Lorenzini advirtió que es probable que la idea de legislar del proyecto ahora se vote en marzo.