IPC sube 0,2% en julio por alimentos y enfría opción de nueva baja de tasas

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: ipc

La cifra sorprendió al mercado, que no preveía variación. Vestuario y Calzado, que suelen bajar en julio, no anotaron cambios.

Alzas en los precios de alimentos impulsaron un aumento de 0,2% en el IPC de julio, respecto al mes anterior, sorprendiendo las expectativas del mercado que apuntaban a una nula variación.

La inflación acumulada en doce meses llegó a 1,7%, por debajo del piso del rango meta del Banco Central que es entre 2% y 4%, no obstante que en opinión de analistas enfría por ahora la opción de nuevos recortes en la tasa de interés de política monetaria (TPM), actualmente en 2,5%.

Entre los productos con fuertes alzas figuraron hortalizas como la lechuga, que subió 14%, incremento en que influyó la menor oferta por la concentración de lluvias en la Cuarta Región. También subieron productos lácteos, quesos, huevos y carnes. Con un alza de 0,9%, el pan acumula 2,4% en doce meses.

La división Alimentos y Bebidas No Alcohólicas aumentó sus precios en 0,7%, aportando 0,133 puntos al IPC. Le siguieron Bebidas Alcohólicas y Tabaco, con 0,4% y una incidencia de 0,016 puntos; Restaurantes y Hoteles, con 0,4% y un aporte de 0,021 puntos; y Salud, con 0,3% y una incidencia de 0,023 puntos al índice general.

El servicio de transporte en bus interurbano anotó un alza de 17,6% en julio, con una incidencia de 0,099 puntos, movimiento explicado por las vacaciones de invierno de los escolares que lleva a un desplazamiento de pasajeros a lo largo del país, explicó el INE. El Paquete Turístico subió 2,5%, aportando 0,020 puntos, variación asociada al término de ofertas.

El factor principal que sorprendió a los analistas fue la nula variación del grupo Vestuario y Calzado. Se trata de un hecho poco convencional, comentó Antonio Acha, analista de BICE Inversiones, dado que en esta época los precios suelen bajar por efecto estacional. Esta situación responde, en parte, a la nueva metodología de toma de precios que, según BBVA Research, no debería llevar a sacar conclusiones respecto a un repunte inflacionario.

Las medidas subyacentes de inflación, que excluyen alimentos y energía, subieron entre 0,3% y 0,4% en el mes y su variación en 12 meses llegó a 2%, dentro del rango de tolerancia para la inflación anual. Acha dijo que esta situación, unida a la sorpresa positiva observada en la actividad de junio y el IPC de julio, "restará presión a la visión de bajas futuras" de la TPM.

BBVA coincidió en que el registro de IPC hace algo más difícil el escenario de un recorte de tasa en agosto, aunque reiteró que "seguimos viendo la TPM en 2% este año, pero debemos reconocer que aumenta la probabilidad de aplazamiento en el próximo recorte".

Itaú tampoco espera que el Banco Central mueva la TPM este mes y continúa esperando dos recortes adicionales de 25 puntos base este año. "Es más probable que el Banco Central espere hasta ajustar su escenario base de proyección en el IPoM de septiembre antes de embarcarse en un ciclo adicional de recortes de tasa", consignó Itaú.

Bci estimó que las cifras dan pie para que el Central no baje la tasa en lo que resta del año, pese a que los riesgos a la baja en la inflación se mantienen, dado que la economía crece por debajo de su potencial.