Inversión Crecerá 11,5% y Consumo 5,8% Este Año

Fuente: Estrategia
Categoría principal: Economía. Palabras clave: consumo, inversión, pib

Como porcentaje del PIB, la formación bruta de capital fijo se elevaría hasta un 25,7%. No obstante, los pronósticos consideran un crecimiento del Producto de 3,9%, por debajo del 4,4% previsto en marzoLa vulnerabilidad del contexto económico internacional continúa impactando las expectativas de los agentes en relación a la trayectoria esperada para la actividad doméstica; sobretodo en vista de la escasa capacidad que exhibe la autoridad local para responder al nocivo efecto de los elevados costos energéticos y de la endémica falta de audacia para implementar medidas tributarias y desregulaciones laborales que permitan reactivar el aparato productivo del país.
En efecto, diversos economistas y entidades privadas consultadas por ESTRATEGIA corrigieron nuevamente a la baja sus expectativas para el crecimiento del PIB de este año, proyectándose un avance de 3,9% frente al 4,4% anticipado en la medición de marzo pasado.
Lo anterior, pese al importante ajuste al alza constatado en las perspectivas para la inversión, que llegaron a 11,5%, cifra que se compara positivamente con el 7,9% esperado hace cuatro meses. Como porcentaje del Producto, la formación bruta de capital fijo (FBKF) llegaría al 25,7%. Por su parte, el consumo se mantendría estable, con una expansión de 5,8%, en relación al 5,9% pronosticado en la muestra previa.

IPC y Tasas

Siguiendo la tónica evidenciada en las últimas mediciones, las perspectivas para la inflación sufrieron un drástico avance, pasando de un 4,1% a un 7,3% para fines de año, superando en más de tres puntos el techo del rango meta del Banco Central (4%). Situación similar se observa con el IPC subyacente, que excluye combustibles y perecibles, corregido desde un 3,9% hasta un 6,2% a diciembre.
Sobre el particular, la mayoría de los sondeados anticipa que la tasa de interés suba 75 puntos base desde su nivel actual, ubicándose en 8% al último mes del ejercicio.
En este contexto, el tipo de cambio subiría levemente respecto de su nivel vigente, para llegar a los $505 a diciembre. En todo caso, esta estimación marca un quiebre respecto de la trayectoria decreciente consignada en las anteriores encuestas, antes de conocerse la decisión de la autoridad monetaria de intervenir el mercado cambiario informada en abril.

Superávit Comercial

En materia de términos de intercambio, se pronostican mayores holguras frente al panorama previsto en marzo. De hecho, de acuerdo a la muestra, mientras las exportaciones totalizarían US$74.257 millones, las importaciones sumarían US$54.956 millones. Con esto, la balanza comercial anotaría un superávit de US$19.311 millones en el ejercicio, por sobre los US$11.992 millones previstos.
En esta línea, las expectativas para el precio de los commodities en los mercados internacionales siguen siendo alcistas, lo que reporta buenas y malas noticias para nuestro país. Si bien descendería respecto de su cotización actual (US$3,77), el cobre mantendría la fortaleza evidenciada a lo largo del año para culminar en US$3,46 la libra en la Bolsa de Metales de Londres (BML), nivel superior al proyectado en marzo (US$3,40 la libra).
El petróleo West Texas Intermediate (WTI), gravitante en el desborde inflacionario de este ejercicio, no obstante acumula pérdidas sobre los US$16 en las últimas cuatro sesiones, finalizaría el ejercicio algo por sobre los US$118 el barril, muy por encima de los vaticinado en la anterior medición (US$93).