Inteligencia artificial facilita el acceso a créditos para las pymes

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: Inteligencia Artificial

Las tasas de rechazo de operaciones de créditos a las pequeñas y medianas empresas pueden disminuir de 50% a menos del 10% con este sistema tecnológico.

Más de algún dolor de cabeza puede significar para las pequeñas y medianas empresas solicitar un crédito. Más aún cuando hay un atraso del pago por parte de los proveedores. Según el Ranking de Pagadores, que elaboran trimestralmente la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) y la Bolsa de Productos de Chile (BPC), el período medio de cumplimiento de las obligaciones financieras con las firmas de menor tamaño llegó a 53 días en el tercer trimestre de este año. Lo que dificulta todavía más la solicitud de préstamos bancarios.

Sin embargo, una nueva alternativa de inteligencia artificial se está instalando en la industria financiera y favorece a las pymes, ya que facilita el acceso a créditos. La compañía Iron Mountain es una de las firmas que están apostando por este nicho y desarrolló un sistema de visado y optimización de procesos para el otorgamiento de préstamos, mediante una aplicación de inteligencia artificial que permite acelerar los procesos y así optimizar el trabajo del departamento de riesgo de las entidades financieras para reducir el tiempo de aprobación de los créditos.

A través del uso de tecnologías de gestión documental, bancos y firmas ligadas al retail pueden revisar las solicitudes de sus clientes en línea en menor tiempo. "Con el sistema antiguo esto podía demorar hasta tres días, pero ahora se puede hacer 'en cinco minutos'", señalan desde la empresa. Además, cuentan que la introducción de este proceso ha permitido que las tasas de rechazo de operaciones de créditos de las pymes con las que trabajan, bajen de 50% a menos de 10%.

Pablo Bunster, gerente comercial de la compañía, señala que lo que buscan es apurar los procedimientos para acceder al capital que requieren las pymes y no se entrampen en burocracias o en revisiones que no generan valor. "Para las pymes, lo más importante es acelerar todos sus procesos mediante tecnología". Asimismo, sostiene que es una oportunidad para estas el contar con capital de trabajo más rápido y que si la operación es más ágil puede significar la disminución de costos del emprendedor, porque este puede contar con los recursos en un menor plazo.

Bunster dice que la incorporación de este sistema de facilitación y rapidez de otorgamientos de créditos ha hecho, en términos generales, que las transacciones crezcan cerca de 10% este año respecto de 2016. Para 2018 se espera que aumenten en casi 30%.