Inflación y desempleo agudizan el pesimismo de consumidores chilenos

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: economía, inflación

El IPEC de julio llegó a 31,6 puntos, comparable con situaciones de crisis.

CLAUDIA RAMÍREZ FRIDERICHSEN

Una situación sólo comparable con la vivida durante la crisis asiática y el período entre 1982 y 1985 muestra el Índice de Percepción de la Economía (IPEC), que elabora mensualmente Adimark GfK. Esto, porque en julio pasado, el IPEC cayó a 31,6 puntos, de un máximo de 100, en el que las 50 unidades marcan el punto de equilibrio entre el optimismo y el pesimismo.

"Lo más notable de la situación es que este negativo estado de ánimo no corresponde a un escenario objetivo de crisis", señaló Roberto Méndez, presidente de Adimark GfK. La sensación y percepción de estar viviendo una crisis económica, "sin estarlo realmente, es un fenómeno digno de ser analizado", agregó.

Para Tomás Flores, director de Estudios del Instituto Libertad y Desarrollo (LyD), las razones de esta particular situación son claras. "Hay una alta correlación entre la percepción que tienen las personas y la respuesta a ciertas variables como la inflación, explica. En este caso, "la inflación está expresada en precios muy notorios para los consumidores, como alimentos y combustibles, y esto amplifica la sensación de incertidumbre", dice Flores, quien agrega las cifras de desempleo como otro factor que empeora la percepción.

Las razones de la caída, según Méndez, se deben también a factores políticos, "que han planteado una nueva realidad". Éste es el caso del Transantiago, que "ha transmitido una inquietante sensación de incapacidad del Estado para resolver los problemas nacionales", aseguró.

Inflación "futura"

El indicador de expectativas de inflación retrocedió levemente en julio. Ahora, un 68% de los encuestados señaló creer que las cosas "subirán mucho" en los próximos 12 meses, mientras en mayo pasado un 75% tenía esa expectativa. "Depende del momento en que se hace la encuesta, sobre todo respecto del precio del combustible, que como ha ido bajando en las últimas semanas puede que haya influido en la respuesta", explica Flores.

El análisis de los componentes del IPEC arrojó una "clara" tendencia al deterioro de dos variables: La percepción de la situación actual, personal y la del país, que vienen deteriorándose en los últimos 12 meses. "Estos dos indicadores están señalando un retroceso de las condiciones de vida presente más que temores con respecto al futuro", señaló Méndez.

Lo que está más deprimido, según el informe, es la percepción de las condiciones para la compra de bienes, que muestra niveles históricos. Por ejemplo, la intención de compra de autos cayó a 14 puntos, mientras en enero pasado llegaba a 38 puntos. La intención de compra de vivienda llegó a 15 puntos de los 30 puntos que anotaba a comienzos de año.

El IPEC es publicado desde 1981 en forma trimestral y a partir de marzo del 2002 en forma mensual. Se calcula mediante la aplicación de un cuestionario a una muestra de 1.028 casos para el mes de julio, todos ellos mayores de 18 años, residentes en las principales ciudades.

"La inflación está expresada en precios muy notorios (...) y eso amplifica la sensación de incertidumbre"

TOMÁS FLORES
LyD