INE y el Banco Central ven necesario avanzar en los registros administrativos

Categoría principal: Economía. Palabras clave: Banco Central., ine
SEMINARIO CEP.- Participaron en el debate Andrea Repetto, académica de la UAI; Guillermo Pattillo, director del INE; Loreto Cox, Investigadora del CEP, y Elías Albagli, gerente de División Política Monetaria del Banco Central

LINA CASTAÑEDA

El servicio está complementando la encuesta con otros datos, pero en el largo plazo las estadísticas deberían generarse con datos administrativos.

"En el largo plazo, el INE es un INE de registros administrativos e inteligencia artificial y no tanto de encuestas pesadas, largas, difíciles y que tienen costos altísimos de generación", dijo el director del instituto, Guillermo Pattillo.

Una percepción a título personal que celebró Elías Albagli, gerente de la División de Política Monetaria del Banco Central (BC), en términos de avanzar en esa dirección, como lo ha hecho Dinamarca. Contó que los daneses hacen censo todos los días, porque a las 8 a.m. se actualiza la población, dado que todo se registra administrativamente en el tiempo y frecuencia que ocurre. "Nosotros tenemos la capacidad de hacer eso porque tenemos RUT y porque tenemos excelentes datos", dijo.

Ambos expusieron en un seminario del Centro de Estudios Públicos (CEP) sobre los desafíos en la medición del empleo, tema que ha sido objeto de discusión en el último tiempo luego que el Banco Central (BC) decidiera subponderar la encuesta de empleo del INE y usar datos administrativos de cotizaciones previsionales y seguro de cesantía para dimensionar la situación del mercado laboral.

Un modelo hacia el cual Albagli considera que se debería avanzar es uno donde hay una contraparte que centraliza los datos administrativos, lo que permite cruzarlos y sirve a los mismos organismos del Estado para estudiar políticas públicas.

La académica de la UAI, Andrea Repetto, cuestionó las estimaciones del Banco Central, según cuales, al incorporar datos del último censo habría entre 150.000 y 300.000 empleos más de los que marca la encuesta del INE. Dijo que el BC se quedó solo con el efecto migratorio al analizar el problema, dejando otras hipótesis como el rezago en la recuperación del empleo como ocurrió en la crisis asiática de 1999.

Si bien los problemas de medición del empleo son reales, Repetto sugirió que el tema de la migración se está sobrevalorando, que el BC usa datos administrativos que no son perfectos y no han sido auditados; cambia solo los factores de expansión de la población cuando también hay que cambiar el marco muestral y -acotó- las cosas se pueden mover en forma opuesta.

Advirtió que si la economía, la inversión y el empleo están creciendo harto, entonces la productividad total de factores (PTF) tendría que ser muy negativa.

Repetto abogó por la independencia del INE con un consejo que acompañe las decisiones de cambios metodológicos y que, en esta transición, la actualización gradual de la muestra de la encuesta de empleo sea validada por expertos externos.

Diferencias
Al comparar la encuesta de empleo con el Censo 2017, la distribución poblacional está subrepresentada en un 3,4% en el tramo de 30 a 44 años, dijo Pattillo.