Importaciones de vestuario y calzado descienden a su menor valor en cinco años

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: importaciones

Esta caída se explicaría por la desaceleración del consumo, un tipo de cambio alto en 2016 y a que las firmas del retail han decidido reducir sus inventarios.

La desaceleración económica que experimenta el país continúa golpeando a las importaciones. Esta vez el turno fue para el rubro de los bienes semidurables -es decir, vestuario y calzado- cuyas internaciones registraron una importante caída el año pasado.

Según cifras del Banco Central, en 2016 la entrada de estos productos a Chile totalizó US$ 5.408 millones, cifra que corresponde a la más baja desde el año 2011, cuando las importaciones de bienes semidurables sumaron US$ 5.004 millones. Así, la entrada de estos bienes al país figuró lejos de los máximos por casi US$ 6 mil millones registrados en 2013 y 2014 (ver infografía).

De hecho, si se observan las cifras de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC), se aprecia que si en el año 2013 las ventas de vestuario y calzado crecían a una tasa anual de 18% y 26% respectivamente, durante el año pasado esos mismos indicadores no lograron superar el 3%.

Desde el Departamento de Estudios de la CNC aseguran que "si el 2013 crecíamos a tasas de dos dígitos en ambas categorías, que siempre han sido las más altas dentro del índice, en los dos últimos años no se ha logrado retomar ese avance. En este sentido, las tasas se van ajustando a la realidad que está viviendo el país y a un consumo más débil".

Pese a que tanto las importaciones de calzado como de vestuario experimentaron una caída durante el año pasado, el mayor retroceso lo viene registrando esta última categoría. En 2016 las internaciones de vestuario al país totalizaron US$ 2.632 millones, cifra que se posiciona como la más baja desde 2011, cuando las empresas chilenas importaron US$ 2.465 millones. En el caso del calzado, en tanto, los montos alcanzados durante el año pasado -US$ 996 millones específicamente- registraron un leve repunte con respecto a los ingresos del año 2015, cuando las importaciones fueron por US$ 972 millones.

Menores inventarios y caída en el consumo

Varios son los factores que explicarían la caída que han sufrido las importaciones de estos bienes. El primero, de acuerdo con el Departamento de Estudios de la CNC, tendría relación con la desaceleración que ha experimentado la economía y, por ende, el consumo en el país. "En la medida que el consumo y la economía vaya repuntando, van a repuntar también las importaciones", aseguran.

Junto con esto, afirman que las empresas dedicadas a la venta de estos productos han ido "ajustando sus inventarios, de acuerdo a la demanda, y ahora la demanda está más pobre, por temas de eficiencia de espacios".

Otro ítem que habría golpeado a las importaciones de vestuario y calzado sería el tipo de cambio que rigió el año pasado. "Si el año pasado el tipo de cambio estuvo alto, resulta más caro traer productos desde el exterior", indican desde la CNC.

Ventas El año pasado las ventas de vestuario y calzado crecieron a una tasa de menos de 3%.