Hoteleros valoran anuncio de viajes interregionales y urgen abrir fronteras para "mantener vivo" al sector de cara al verano

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: turismo

Desde la industria instan a que en los próximos días haya un anuncio referente al ingreso de turistas extranjeros, lo que, combinado con los viajes entre regiones, llevaría a empezar a "ver una luz al final del túnel".

"No hay ninguna inconsistencia", sostuvo ayer el ministro de Economía, Lucas Palacios, al asegurar que la medida anunciada por el Gobierno de que a partir del próximo lunes 28 de septiembre las personas que vivan en comunas en fase 3,4 y 5 podrán realizar viajes interregionales, estaba pensada también para activar el turismo en el país, y no solo para visitar segundas viviendas, como había señalado el titular de Salud, Enrique Paris.
Incluso, Palacios afirmó que desde el Ejecutivo están estudiando las medidas que se han tomado en países como Estados Unidos o en Europa para permitir el ingreso de turistas extranjeros. Noticias que, si bien desde la industria hotelera nacional aseguran que pudieron haber llegado antes, igualmente valoran, sobre todo de cara a que inicie la temporada alta para el sector turístico nacional, a poco tiempo del verano en el país.

"Hace un rato que ya estábamos planteando a las autoridades que era necesario ir descongestionando todas estas medidas restrictivas porque el turismo, y la hotelería en el caso nuestro en particular, está encaminándose al séptimo mes sin ingresos", dice a Emol Andrés Fuenzalida, presidente de la Asociación de Hoteleros de Chile. "Ojalá no toparse con condicionantes de letras chicas que impidan que esto sea algo real y concreto y no solo un titular. La industria necesita urgente poder trabajar, también necesita ayuda del Estado, pero urgente poder trabajar".
Según Fuenzalida, hoy aproximadamente el 90% de los hoteles en el país están cerrados, y de los que están operando, lo hacen con una ocupación de entre el 15% y 20%, "que es absolutamente insuficiente para poder cubrir gastos", asevera. "Los gastos se cubren a partir del 45% de ocupación".
Asimismo, subraya que en la industria del turismo se han perdido "casi la mitad" de los puestos de trabajo, entre 250 mil y 330 mil, sumado a otros 120 mil contratos suspendidos. Todo, según él, producto de la pandemia y el estallido social de octubre.

Y pese a que en la Región Metropolitana se ha avanzado con zonas que han salido de cuarentena, el líder gremial asegura que aún persiste un "problema de demanda", ya que mientras "no se levanten las restricciones para pasajeros internacionales y nacionales, que eso último debiese ocurrir ahora, no vamos a tener demanda".
"Hay que ir avanzando, y le pediría a la autoridad que avance de manera más decidida y veamos qué están haciendo los otros países". Por ello celebra lo dicho por Palacios en esa línea, instando al Ejecutivo a que "ojalá en los próximos días poder anunciar reapertura de vuelos internacionales o de fronteras y esas cosas. Eso me parece muy sustantivo, más del 50% de la demanda por hotelería proviene de los extranjeros, el otro es nacional. Entonces si se liberan estos tránsitos entre comunas y se abren las fronteras, empieza a verse la luz al final del túnel".
"Pienso que estas medidas que se están tomando van en la dirección adecuada", asegura agregando que "no abrir los espacios para que la industria trabaje puede significar un golpe mortal para toda la industria, así de simple (...). Estamos 100% preparados en lo sanitario, solo falta que el Gobierno de forma decidida y clara, sin mucha letra chica, genere las condiciones para que haya turismo internacional y nacional. Estas aperturas van en la dirección de mantener a la industria viva".

Lo anterior, pensando ya que restan pocos meses para el verano, que es "fundamental para el turismo en general", asegura Fuenzalida. Pero además, profundiza, para la hotelería en particular es clave abrir las fronteras y el flujo interregional con miras a que el mundo corporativo retome la utilización de instalaciones hoteleras en el país, o que significa gran parte del negocio para el sector.
Reabrir fronteras de forma responsable
Ari Furman, dueño del hostal Santiago Backpacks y del Patagon Backpackers en Coyhaique, quien lleva 10 años en el negocio hotelero, contó a Emol que desde abril a la fecha ha debido incurrir a la suspensión laboral de varios de sus trabajadores, además de finiquitar a aquellos colaboradores con contrato a plazo fijo. "Nunca cerramos oficialmente, pero operamos con un volumen despreciable", aseguró. En el recinto de Santiago llegó a funcionar con un huésped por noche, mientras que en Coyhaique han llegado a pasar a hasta tres semanas sin ninguna reserva.
Por eso, la apertura de viajes interregionales "en el papel nos parece una muy buena noticia para que se pueda generar cierto flujo". En todo caso, no espera que esta medida beneficie demasiado a su establecimiento emplazado en la capital, ya que "por turismo son pocos los chilenos que viajan a Santiago, entonces ahí lo que necesitamos es un plan de apertura de fronteras responsable y seguro, como se ha hecho en un montón de países desde mayo en adelante". Cosa que "beneficiaría a todo el sector hotelero del país", aseguró.
"Somos un país lleno de parques naturales (...). Si hacemos esto en forma responsable, vamos a poder tener gente que va a venir a hacer actividades al aire libre en verano, que para nosotros es esencial", dijo.
En el caso de Coyhaique, comentó que allí enfrenta otro problema, "que es que hay un cordón sanitario pedido por la misma población, y en el anuncio -de los viajes interregionales- todavía no veo ninguna información que se superponga a esta restricción. De los pocos huéspedes que hemos tenido en Coyhaique, casi la mitad no han salido del aeropuerto. Hay un control realmente estricto".
Dicho eso, comentó que gran parte de sus expectativas están puestas en lo que pueda ser el verano. "Si a mí en marzo me hubieran dicho que en diciembre iba a seguir cerrado, yo hubiera cerrado en marzo, porque hoy llevo siete meses perdiendo plata, pero uno decidió mantener porque nunca esperó que esto iba a afectar el verano 2021. Si me dicen incluso ahora olvídate del verano 2021, bien yo cierro ahora porque no tiene mucho sentido andar 18 meses subsidiando una operación que tiene tantas patas largas".
En ese sentido, expuso que las declaraciones de Palacios de que el Gobierno estudia fórmulas para reabrir las fronteras, "son buenas, pero llegan tarde. Esto es algo que debería estar planificado desde mayo. Más allá de cuándo hacerlo, uno debería saber hace rato la manera de recibir turistas. Hay mucha incertidumbre y el rol de la autoridad en una época como esta es disminuir la incertidumbre".