Gremios de la fruta dicen que sistema frontal provocó "una catástrofe agrícola": Afectará "producción y exportaciones"

Fuente: Emol
Categoría principal: Economía. Palabras clave: gremio

"Estas lluvias fueron un fenómeno climático fuera de proporciones, una catástrofe que la fruticultura no había visto antes", señaló este domingo el presidente de Fedefruta Jorge Valenzuela a la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, y a la intendenta Rebeca Cofré, durante la reunión con agricultores y autoridades locales en Malloa, en la Región de O'Higgisn.
Se trata de una de las zonas más afectadas por el sistema frontal que se registró este fin de semana en el país, donde se reportaron desplazamiento de tierras, granizos y tormentas eléctricas.
En la instancia, el dirigente gremial -quien además es productor frutero en Malloa- fue acompañado por consejeros de Fedefruta y entregó un balance sobre la situación, señalando que "en este momento, vemos que el cultivo frutal más afectado es la uva de mesa, y estimamos que el 50% de las variedades de media estación, que se estaba por cosechar entre Valparaíso y O'Higgins, se haya partido (...) sin considerar otros daños como la caída de fruta y parrones que no soportaron el peso del agua".
En ese sentido, el presidente de Fedefruta agregó que el 40% del volumen de las exportaciones anuales de fruta fresca por parte de Chile corresponden a justamente a envíos de uva de mesa, "por lo que estas lluvias pueden generar problemas económicos y de empleo".

Junto con eso, informó sobre daños en carozos de la zona central como las ciruelas y los duraznos conserveros de exportación, como también, de los arándanos por cosechar de Ñuble hacia el sur.
Por su parte, el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (Asoex), Ronald Bown, sostuvo que "estamos viviendo un momento muy complejo para el sector y el país. A esta hora hemos recibido nuevos reportes de partiduras en arándanos de zonas más tardías, especialmente en las variedades Brightwell y Ochlockonee, mientras que en la variedad Last Call, la situación está en evaluación. No obstante, los daños observados hasta ahora afectarán el volumen de producción y exportación de esta temporada 2020-2021".
Igualmente, en lo que respecta a uva de mesa, Bown, indicó que "hay cultivos muy dañados, no sólo con partiduras que ya son evidentes, sino que también por la caída de cuarteles de parronales debido al peso del agua. Por ejemplo, en Rancagua, una zona importante en la producción de esta fruta, en la variedad Thompson ya se están mostrando evidencias del "mal de media luna" o "mal de la uña", asociado a un hongo que pudre el grano y perjudica cualquier intento de comercializar la fruta. Además, hoy por la mañana se registró, en la zona, caída de granizo, cuyos efectos se están actualmente evaluando".
"En el caso de los carozos, especialmente duraznos y ciruelas, hay pérdida de fruta, ya sea por partición o posibles pudriciones", agregó.
Finalmente, Bown añadió que "es lamentable lo que está pasando a nivel país, y en el sector frutícola en particular , ya que, este frente de mal tiempo se suma a los desafíos que viene enfrentando nuestra industria, derivados, especialmente de la pandemia y la escasez de mano de obra para cosechar, aparte del preocupante panorama en China para nuestras cerezas".
"Si bien, sabemos que se verá afectado el volumen productivo y las exportaciones, dimensionar hoy el nivel global del impacto en el sector es difícil, más aún cuando en algunas zonas continúa lloviendo, otras están incomunicadas, y hay efectos, como la pudrición, que se podrán ver, con más detalle, al pasar de los días. Esperamos tener un reporte más acabado, durante la próxima semana", culminó.