Gradualidad en cotización de independientes eleva retención de impuesto de 10% a 17%

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: cotizaciones

A dos semanas de que se cumpliera el plazo puesto por el Presidente, ayer ingresó el proyecto que le aplica gradualidad a la obligación de cotizar a los trabajadores independientes.

La iniciativa busca sustituir la actual legislación que rige a partir de enero de este año y que obliga a cotizar a los trabajadores a honorarios por la totalidad de su renta imponible.

En caso de no hacerlo mensualmente, se les descontaría de su devolución de impuestos en la Operación Renta 2019. La retención de 10% de impuestos que se hace actualmente se destinaría a cubrir salud, pensiones y accidentes de trabajo.

Sin embargo, el Ejecutivo ingresó ayer por la comisión del Trabajo del Senado un proyecto que aplica una gradualidad de 10 años a la cotización de independientes, pero con el objetivo de cubrir todo lo relacionado a seguridad social. Es decir, las imposiciones no solo apuntan a pensiones, sino que también a que se cotice por el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, el Seguro de Accidentes de Trabajo, la cobertura de salud, y la recientemente aprobada ley Sanna. De esta manera, podrán acceder, por ejemplo, a licencias médicas.

Para esto, la retención de impuesto aumentará gradualmente 0,75 puntos porcentuales cada año para llegar de 10% a 17% en 10 años (ver infografía).

Habrá dos opciones para cotizar. En primer lugar, las personas podrán optar porque la totalidad de la retención que se hace mensualmente vaya íntegra a cotización. Así, el primer año se cotizaría por el 10% y en 10 años llegaría al régimen por el 17%.

Eso permitiría que desde el primer año se cubra la totalidad de los beneficios de seguridad social, como los seguros y licencias. Los aportes para ahorro previsional irán aumentando con la gradualidad para llegar a la totalidad el año 10, en régimen.

La otra opción es que durante el período de transición el trabajador podrá optar por cotizar sobre una base imponible menor, alternativa que deberá dejar clara en la respectiva Declaración Anual de la Renta. Los que escojan esta modalidad cotizarán por el 10% el primer año, pero sobre el 5% de la renta imponible. Al igual que la retención, la base imponible irá aumentando año a año hasta llegar al 100%. El segundo año se cotizaría por el 10,75% (retención) sobre una base imponible de 17% de la renta. El tercero sería 11,5% sobre 37%. Y así, para llegar a cotizar por el 17% sobre el 100% del ingreso. (ver infografía).

Bajo esta modalidad se podrá ir accediendo de manera proporcional a los beneficios de seguridad social. Además, se demorarían más tiempo en llegar a ahorrar para pensiones.

Pese a estas dos fórmulas, las personas también tendrán la opción de cotizar inmediatamente, si así lo desean, por el 17% de su ingreso.

Pensiones
Las cotizaciones primero irán para los seguros y salud y el remanente irá para pensiones.