FMI mantiene proyección de crecimiento mundial en 3,9%, pero advierte riesgos por guerra comercial

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: crecimiento

Un crecimiento mundial de 3,9% para 2018 y 2019 proyectó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe "Perspectivas de la Economía Mundial" (WEO, por sus siglas en inglés). Si bien sus estimaciones no variaron respecto de su último reporte publicado en abril, el organismo advirtió que un fortalecimiento del crecimiento más allá de las proyecciones se ha desvanecido ligeramente como consecuencia de los resultados decepcionantes que arrojaron varias economías grandes en el primer trimestre.

Además, recalcó que uno de los principales riesgos es la guerra comercial que protagoniza Estados Unidos y China hace más de cuatro meses. "Los aranceles impuestos por Estados Unidos amenazan con descarrilar la recuperación económica y deprimir las perspectivas de crecimiento", señaló el FMI en su informe publicado ayer.

El documento advirtió que si se concretan las amenazas actuales para el comercio y la confianza empresarial cae como resultado, la producción mundial podría estar alrededor de 0,5 puntos porcentuales por debajo de las proyecciones actuales de 3,8% para el 2020. El economista jefe del Fondo, Maury Obstfeld, dijo ayer que "la amenaza de que las tensiones comerciales actuales escalen aún más con efectos adversos sobre la confianza, los precios de los activos y la inversión es el mayor riesgo a corto plazo para el crecimiento mundial".

Economías avanzadas son revisadas a la baja

El FMI señaló que el crecimiento de las economías avanzadas se mantendrá en un nivel parecido al de 2017, estimando 2,4% en 2018 -0,1% menos que en su proyección de abril-, pero afirmó que luego caerá a 2,2% en 2019. El descenso en la proyección para este grupo de países se explica por una moderación de crecimiento más marcada en la zona euro y en Japón, tras varios trimestres de crecimiento por encima del potencial (ver infografía).

Por su parte, para las emergentes, sostuvo que en los últimos meses han enfrentado vientos cruzados por el encarecimiento del petróleo, la apreciación del dólar, las tensiones comerciales y el conflicto geopolítico. Sin embargo, el FMI mantuvo las proyecciones para 2018 y 2019 de su reporte de abril en 4,9% y 5,1%, respectivamente. "En términos generales, las condiciones financieras siguen siendo favorables para el crecimiento, aunque se observan diferenciaciones entre los países que tienen que ver con los fundamentos económicos y la incertidumbre política", sostuvo el organismo.

En el caso de China -el principal afectado por las medidas arancelarias impuestas por EE.UU.-, el FMI estimó que su economía se ralentizará a un 6,6% este año, respecto del avance de 6,9% que anotó en 2017. Para 2019, proyectó un 6,4%, argumentando que las regulaciones enfriarán el sector financiero y que la demanda externa caerá.

Para América Latina y el Caribe, la entidad prevé que experimentará un ligero aumento del 1,3% en 2017 a 1,6% este año y 2,6% en 2019, lo que representa un recorte de 0,4 y 0,2 puntos porcentuales de la estimación del WEO de abril. Según detalla el reporte publicado ayer, la actualización se debe a las turbulencias financieras y políticas que han tenido Argentina, Brasil y México (ver recuadro).

"Las proyecciones entregadas por el FMI relevan la importancia de fortalecer instituciones para ser más resilientes".
FELIPE LARRAÍN
MINISTRO DE HACIENDA

"Que las tensiones comerciales actuales escalen aún más con efectos adversos sobre la confianza, los precios de los activos y la inversión es el mayor riesgo a corto plazo para el crecimiento mundial".
MAURY OBSTFELD
ECONOMISTA JEFE DEL FMI