FMI estima menor crecimiento y mayor déficit que lo previsto por Hacienda para 2018

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: crecimiento

De todos modos, será mejor el avance de 1,4% estimado para 2017, debido al afianzamiento de la confianza y al alza del precio del cobre.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo desde 1,7% a 1,4% sus proyecciones para el crecimiento del PIB de Chile en 2017, a causa de la debilidad de la inversión fija privada, la producción minera y el consumo público.

En su informe Perspectivas de la Economía Mundial, el organismo multilateral elevó su pronóstico de expansión del PIB para 2018 desde 2,3% a un 2,5% "gracias al afianzamiento de la confianza, el alza del precio del cobre y los recortes de tasa de interés realizados en los últimos meses", señala el documento.

Las perspectivas del FMI para la economía chilena el próximo año se sitúan por debajo del 3% que contempla el Ministerio de Hacienda, y en el piso del rango que el Banco Central tiene como escenario base, que es entre 2,5% y 3,5%.

La cifra del PIB prevista para este año es más cercana a la realidad, opina el académico de la Universidad Mayor Tomás Flores, considerando que el primer semestre la economía creció un 0,5% y si bien en julio el Imacec fue más alto (2,8%), en agosto fue algo menor (2,4%) y en septiembre será más moderado.

El economista piensa que la proyección del FMI para el próximo año es más cautelosa porque el principal elemento que lleva a una expansión cercana al 3% es una reactivación muy importante de la inversión. El último Informe de Política Monetaria (IPoM) del Banco Central contempla un repunte de la inversión en capital fijo de 3,2% para el próximo año y una caída de -1,6% este año.

"A pesar de la reactivación que se observa en el mundo minero, no es fácil que la inversión se reactive de manera tan significativa, salvo que ocurra algo nuevo, como un posible anuncio de una reforma tributaria que incentive la reinversión de utilidades por parte del nuevo gobierno", sostiene Flores.

Las proyecciones del PIB para este año y el próximo aparecen un poco pesimistas, dice Alejandro Puente, académico de la Universidad Santo Tomás. El consenso para 2018 apunta a una expansión de la actividad de 3% y, para este año, la economía tendría que crecer 2,5% en el segundo semestre para tener un resultado anual de 1,5%, pero las estimaciones apuntan a un 3% en la segunda mitad del año.

Por otra parte, el Fondo proyecta una inflación promedio de 2,3% para este año y de 2,7% en 2018 y una tasa de desempleo promedio de 7% en 2017, 0,5 puntos porcentuales más que el año anterior y de 6,8% promedio para 2018.

Asimismo, el FMI prevé un déficit en cuenta corriente de -2,3% del PIB este año y de -1,8% del PIB en 2018, por encima de la estimación del Banco Central de -1,2% y -1,8% del Producto, respectivamente.

Hacia 2022, el Fondo proyecta que la economía chilena se expandiría un 3,3% y el déficit en cuenta corriente llegaría a -3,5% del PIB.

Flores atribuye la diferencia a que el FMI tiene un supuesto de precio del cobre mucho más bajo, ya que no habría alcanzado a incorporar las nuevas estimaciones de Hacienda incluidas en el Proyecto de Ley de Presupuestos 2018, por eso también el Fondo proyecta un mayor déficit fiscal.

El Fondo anticipa un déficit fiscal efectivo de 3,1% este año; 2,6% en 2018, consistente, plantea Puente, con la meta de reducción del déficit estructural.

Sin embargo, es mayor que el déficit de 2,7% del PIB que estima Hacienda para este año, el 1,9% que prevé para 2018.

Déficit fiscal El Fondo proyecta un déficit fiscal efectivo de 2,6% del PIB en 2018 y de 1,1% en 2022.