Fed baja la tasa a mínimo histórico y anuncia medidas para estimular la economía de EE.UU.

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: crisis

El comité de política monetaria del banco central estadounidense resolvió bajar la tasa directriz desde un 1%, asignándole un margen de flotación entre 0 a 0,25%, e indicó que iba a intervenir masivamente para comprar títulos en los mercados.

WASHINGTON.- La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció este martes que bajó su tasa de interés al menor nivel de su historia, asignándole un margen de flotación entre 0 a 0,25%, e indicó que iba a intervenir masivamente para comprar títulos en los mercados.

El nivel sin precedentes de las tasas anunciado por el Comité federal de política monetaria (FOMC) está destinado enfrentar el bloqueo global del crédito.

La Fed anunció que tomaría además otras medidas para estimular el crédito y la actividad económica, incluida una importante compra de títulos hipotecarios para desbloquear los préstamos.

El mercado esperaba que el comité de política monetaria (FOMC) del banco central estadounidense bajara la tasa a sólo 0,50%.

Crecimiento y estabilidad de precios
"La Reserva Federal va a emplear todos los medios a su alcance para promover el retorno de un crecimiento económico duradero y para mantener los precios estables", expresó el FOMC en el comunicado final de la reunión de dos días.

La Fed no había recortado jamás su tasa rectora a este nivel: la tasa de 1%, aplicada desde octubre, así como en junio de 2003 a junio de 2004, era el límite más bajo jamás aplicado por el banco central estadounidense.

La entidad se propone también "comprar gran cantidad de títulos de deuda (federal) así como papeles vinculados a créditos inmobiliarios, y sostener el mercado de hipotecas y el mercado inmobiliario", añade el comunicado. Considera además la posibilidad de adquirir bonos del Tesoro a largo plazo.

Esta baja de tasas es la décima ya decidida por el comité de política monetaria del banco central estadounidense tras el estallido de la crisis de los créditos inmobiliarios de riesgo en el verano de 2007.

La Fed decidió también recortar sus tasas de descuento en 0,75 puntos, dejándola en 0,25% y advirtió que la tasa podría mantenerse durante "un cierto tiempo" en este nivel "excepcionalmente bajo".