En el IPoM de mayo había pronosticado un IPC de 4,7% en 2008, y 3,0% en 2009:De Gregorio anticipa mayor inflación en segundo se

Fuente: Diario El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: inflación

Recrudecimiento del precio del petróleo hará que la inflación se desvíe de manera importante en el corto plazo, pero el banco no descarta alzas de tasas para su convergencia.

Analistas prevén que el IPC de junio será en torno al 1,2%, y se acumularía entre 7 y 8% a fin de año. Retornar a la meta requiere de nuevas alzas en la tasa de interés, señalan.

LINA CASTAÑEDA Y FRANCO VERA

El presidente del Banco Central, José De Gregorio, recalcó que en la coyuntura actual, la inflación es el principal problema de la economía chilena, anticipando que se desviará de manera importante en el corto plazo por la persistencia del shock de precios del petróleo, pero volverá a la meta de 3% en el horizonte de política, que es de dos años.

"La convergencia de la inflación a 3% será algo más lenta que lo esperado, pero dentro del horizonte de política", indicó, proyectando una inflación de 3% para el segundo trimestre de 2010. "El principal problema de la economía chilena en la coyuntura actual es la inflación, con la inflación alta no hay crecimiento, no hay desarrollo", agregó.

Al exponer sobre la coyuntura de la economía chilena en un encuentro organizado por el gremio de empresarios metalúrgicos Asimet, De Gregorio puntualizó que el banco adoptará las medidas de política monetaria o alzas de tasas de interés que sean necesarias para que la inflación en dos años más sea de 3%.

IPC de junio

Hoy, el INE informa el IPC de junio, donde los analistas proyectan una variación entre 1 y 1,3%, acumulando así sobre el 9% en doce meses. Y aún cuando esperan un bajo índice de actividad económica para mayo, anticipan un alza en la tasa de interés de política monetaria (TPM) en julio, de 50 puntos base desde su actual nivel de 6,75% anual.

En junio, el Central subió la tasa en 50 puntos argumentando en su comunicado que esa alza era necesaria "para evitar una postergación indeseada de la convergencia de la inflación hacia el 3%". Posteriormente, otras autoridades del banco han planteado que hay poco espacio para tolerar nuevas sorpresas inflacionarias, aludiendo así a la gran distancia existente entre la inflación efectiva y la meta.

El horizonte de 24 meses se mira siempre hacia delante, y se va corriendo, porque es el tiempo que las políticas del Central demoran en tener efecto, señala Cristián Gardeweg, de Celfin. No obstante, el discurso más duro del Central se ve más coherente con la idea de no seguir "chuteando" la convergencia inflacionaria.

Gardeweg subió desde 6,7 a 7% su proyección de inflación a fines de año, considerando que el petróleo se mantiene en US$ 120 el barril y el tipo de cambio es de $480.

Según Leonardo Suárez, de LarrainVial, los efectos de segunda vuelta o propagación de la inflación ya se están dando, lo que se puede apreciar en el fuerte crecimiento de la demanda interna. "Basta ver la cantidad de nuevos automóviles en la calle para darse cuenta de que la demanda está como avión", dice.

En su opinión, estas cosas son inevitables a veces, pero lo importante es cómo reaccione la autoridad con alza de tasas para enfriar la economía y la demanda. Prevé un IPC de 1,3% en junio, una inflación de 7% en el año, y de 3,3% en 2010.

El Central aún puede mantener su meta a 24 meses

Bertrand Delgado, economista Senior de IDEAGlobal (Nueva York). "Mi expectativa ha sido de 5,4% para fines de este año, y de 3,8% para el final de 2009. Sin embargo, creo que el riesgo (inflacionario) ha ido hacia arriba, así que no me sorprendería que hacia fines de este mes tuviera que cambiar la expectativa para este año entre 5,5 y 6% y subiendo, mientras que a 24 meses estaría en alrededor del 4%. Las proyecciones al alza, en todo caso, no son sólo para Chile. Esto significa que a 24 meses se estaría dentro del rango que se propone el Banco Central (...) Pero hablar de una inflación de 3% a 24 meses es algo difícil".

Alberto Ramos, vicepresidente para mercados emergentes de Goldman Sachs (N. York). "A 24 meses espero que la inflación esté dentro del rango meta, pero eso implica una postura de política monetaria consistente con esto. Creo que la inflación a junio se ubicará entre 1 y 1,2%, pero en el segundo semestre podría comenzar a mejorar la tendencia de inflación. Quizás el alza de los alimentos podría moderarse, pero la tendencia del petróleo sigue siendo una amenaza (...) Me parece que el Banco Central aún debe estar vigilante, y espero que la próxima semana éste debería subir en 25 o 50 puntos la tasa".

------------------------------

Sus anteriores proyecciones

"(...), si los chilenos no le creen a la meta del Banco Central en su disposición a devolver la inflación a 3% en el horizonte que se ha definido, la política monetaria futura tendrá que ser más contractiva, con aumentos drásticos de la tasa de interés y con los consecuentes efectos adversos sobre el tipo de cambio y la actividad".

Columna de opinión José De Gregorio

06 de abril 2008

------------------------------

"En la toma de decisiones diarias de política hay que actuar con cautela, y en general hay que tener cuidado en tomar decisiones en un ambiente donde además los precios de los activos son muy volátiles".

José De Gregorio

17 de mayo 2008

------------------------------

"Considerando que la política monetaria toma tiempo en actuar y que tiene costos reducir la inflación, pues afecta a la brecha (actividad productiva), se espera que las desviaciones de la inflación de su meta se reviertan en un horizonte de dos años".

José De Gregorio

03 de junio 2008

------------------------------

"En abril, la inflación anual del IPC llegó a 8,3% (...) En el escenario base de este IPoM, la inflación anual convergerá a la meta de inflación a partir de su nivel actual".

Informe de Política Monetaria (IPoM)

Mayo 2008

------------------------------
Proyecciones de la banca

La Asociación de Bancos estima un IPC de 1,3% en junio, con lo cual la inflación acumularía 9,2% en doce meses, para cerrar en cerca de 6% a fin de año.

Coincide en que la prioridad del Central es asegurar la estabilidad de precios, pero advierte que introducir cambios acentuados en la política monetaria no se condice con el hecho de que no hay un exceso de gasto. Las medidas debieran apuntar a suavizar el alza del petróleo.