Emprendimiento se dispara en Chile: 13% de los adultos tienen vena de empeñosos

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: emprendedores

Estudio mundial GEM revela que mujeres y hombres crean nuevas iniciativas y empresas por igual. La cifra de personas que durante 2008 reconocieron estar en un nuevo negocio se mantiene prácticamente estable con respecto a 2007.
Chile está cada vez más parecido a los países desarrollados. Esa es una de las principales conclusiones que arroja el último estudio Global Entrepreneurship Monitor (GEM) que anualmente mide el nivel y la calidad del emprendimiento alrededor del mundo.

De acuerdo a José Ernesto Amorós, académico de la Universidad del Desarrollo y coordinador en Chile del estudio, los países más desarrollados -que GEM identifica en el segmento "Economías movidas por la innovación"- se caracterizan por tener un bajo nivel de emprendimiento, y la mayor parte de éste es llevado a la práctica porque se le ve como una oportunidad.

Todo lo contrario ocurre con las naciones catalogadas como "Economías movidas por factores específicos", como Bolivia o Perú, donde el emprendimiento alcanza los mayores índices. Sin embargo, éste es por necesidad. "Los países más desarrollados, especialmente los europeos, tienen menos emprendimiento, porque las personas no necesitan buscar nuevas alternativas para mantenerse", dice Amorós.

Chile en perspectiva


El estudio ubica a Chile en un tercer grupo de países denominados como "Economías movidas por la eficiencia" y que se destacan por tener un emprendimiento moderado. "A medida que los países se hacen más eficientes, más desarrollados y más ricos, su emprendimiento por necesidad se hace menor. Chile está moviéndose a tratar de buscar más emprendimiento por oportunidad", dice Amorós.

Eso sí, el nivel de emprendimiento chileno se ha mantenido constante respecto de 2007, cuando se determinó que cerca del 13,4% de la población adulta estaba inmersa en un emprendimiento en etapa temprana, es decir, que llevaba menos de tres años con su negocio. En 2008 la cifra bajó a 12,9%.

Otra de las particularidades que detectó el estudio mundial es que Chile es uno de los países en los que el emprendimiento está ligado a la introducción de nuevos productos al mercado. "Eso se explica porque Chile es un mercado relativamente pequeño y los emprendedores han dinamizado el mercado introduciendo novedades", dice el coordinador chileno del GEM.

Por otro lado, también señala que las brechas de género, en este sentido, se están disminuyendo cada vez más.

La educación es un factor importante cuando se analizan en detalle las cifras. De hecho, un 42,5% de la población chilena reconoce que recibió algún tipo de instrucción durante o después de cursar la educación secundaria para armar un nuevo negocio. La cifra está a la altura de países como Finlandia, que tiene un 47,9% y se aleja bastante de vecinos como Argentina (17,4%) y Brasil (9,4%).

La razón para obtener cifras tan altas en un área como educación es que los procesos se han sistematizado, lo que necesariamente obliga a las personas que pretenden partir con un negocio a obtener algún grado de capacitación.

Cambiarán las cosas

Como es de esperarse, también se prevé que la crisis económica tenga un efecto en el emprendimiento en los diferentes países. "Probablemente en el estudio del próximo año aumentará el emprendimiento por necesidad, y es posible que éste también comience a presentarse en economías más desarrolladas", dice Amorós. Tanto así, que la tendencia se replicaría en Chile, por lo que se espera un aumento en la cantidad de nuevos negocios.

Otro punto importante es que las economías más innovadoras tienen un porcentaje mayor de sus emprendimientos en negocios de servicios, versus los menos desarrollados que se basan, más que nada, en el comercio. Chile posee una mezcla de ambos sectores.

Pero no todas las nuevas empresas llegan a buen término. El estudio también arroja que las tres principales razones para terminar con los emprendimientos son las faltas de utilidades, los motivos personales y la falta de financiamiento.

Nuevos planes
En Chile, el estudio es realizado por las universidades Adolfo Ibáñez y del Desarrollo (UDD), siendo ésta última además patrocinadora oficial, al igual que otras casas de estudio como el Babson College.

Es así como la UDD ya está trabajando en un nuevo estudio que tomará las cifras anteriores del GEM para elaborar un informe histórico que analizará en profundidad el emprendimiento en Latinoamérica.

¿Cómo se consiguieron los datos?
El GEM (Global Entrepreneurship Monitor) mide la realidad emprendedora de 43 países alrededor del mundo. En cada uno de ellos son universidades las que toman como mínimo 2 mil encuestas.

En el caso de Chile, las encargadas de la recolección de datos fueron las universidades Adolfo Ibáñez y del Desarrollo. En total, fueron 4.500 encuestas, de las cuales 2 mil fueron realizadas antes de que estallara la crisis financiera, y el resto después. Luego de diversos filtros, finalmente fueron 4.068 las encuestas chilenas que participaron del informe total.

Además de las encuestas, se entrevistó a 36 expertos en la materia, repartidos en la regiones de Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Biobío, La Araucanía y Metropolitana.

Chile con alta preparación en web
A través de los años, existe un ítem en el que Chile siempre lleva la delantera: el entrenamiento online para emprender un nuevo negocio. En esta oportunidad, se estima que el 20% de quienes emprendieron un nuevo negocio debieron capacitarse en el área. La cifra es altamente superior al resto. De hecho, el país que más se acerca es Eslovenia, que apenas supera el 10%.

La explicación para el alto porcentaje de capacitación es una sola: Chile es uno de los pocos países en donde prácticamente todos los trámites se realizan a través de internet; por lo mismo, es casi imposible que alguien logre emprender si no tiene algún conocimiento en el área.