Ejecutivo ingresaría proyecto de pensiones sin acuerdo y diferencia estaría en quién administra el 5%

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: pensiones

La división del ahorro adicional implicaría que cerca de la mitad vaya a cuentas individuales y el restante se distribuya en varios mecanismos de carácter solidario.

Desde el día en que la Presidenta Bachelet pidió alcanzar un gran acuerdo nacional en materia de pensiones -el 9 de agosto pasado en cadena nacional- han pasado cinco meses, que se han traducido en un arduo trabajo por parte de los ministerios de Hacienda y Trabajo, y de la entidad técnica, la Superintendencia de Pensiones. Si bien las tres partes se han tomado el tiempo para escuchar a los distintos actores y debatir junto a ellos sobre los eventuales cambios al sistema para alcanzar el nivel de acuerdo mandatado por la Presidenta, las diferentes posturas siguen alejando las posiciones para lograr este consenso.

Pese a la falta de acuerdo, el Ejecutivo finalmente ingresaría de todas maneras el proyecto y la piedra de tope principal de la discusión sería qué tipo de entidad será la encargada de administrar el 5% de cotización adicional, aseguró una alta fuente de Gobierno.

Con ello, cercanos al proceso de llegar a un acuerdo, sostienen que si bien hasta el momento el debate ha estado radicado en cuál sería el destino del 5%, lo que comenzará realmente a marcar la agenda de discusiones será quién estará encargado de resguardar los fondos extra que aporten los trabajadores, uno de los temas más complejos que deberá abordar la eventual reforma previsional.

De hecho, esta semana con la presentación de la propuesta de pensiones de la bancada de senadores del Partido Socialista (PS) -que se inspira en gran parte en la propuesta B de la comisión Bravo- quedaron en evidencia las diferencias que existen en la materia. Una de las ideas del PS plantea transitar hacia un nuevo sistema de pensiones que ponga el foco en la seguridad social, permitiendo, entre otras cosas, que cerca de la mitad del flujo actual de cotizaciones se desvíe desde las AFP a una administradora pública de pensiones. Sin embargo, esta posibilidad no habría sido bien recibida por Valdés, quien habría sostenido que lo anterior implicaría un riesgo muy alto para el sistema.

Un primer bosquejo

De todas maneras, el titular de Hacienda tampoco estaría pensando necesariamente en que la tasa de cotización sea administrada por las AFP, sino por alguna otra entidad.

De hecho, cercanos al proceso detallaron que, en el marco de su primer acercamiento con una propuesta del Gobierno -que sería presentada durante los próximos meses a los partidos políticos- el ministro estaría pensando en dividir el 5% y que cerca de la mitad vaya a cuentas personales, que incluso podrían responder a un sistema de "cuentas nocionales" (como el modelo sueco). Afirmaron que esta parte de la cotización extra no sería administrada por las AFP y que el Ejecutivo se inclinaría por este mecanismo ante la falta de legitimidad que tiene el sistema.

En tanto, el otro restante tendría un importante componente solidario, que se compondría de tres ideas. La primera, en que un porcentaje pequeño se ocupe para equiparar pensiones entre hombres y mujeres; la segunda, en un seguro de la cuarta edad que permita elevar las pensiones de los actuales jubilados; y una tercera parte por un seguro de vejez intrageneracional, donde las cotizaciones de cada cohorte (por ejemplo grupo entre 20-24 años) van a un fondo común que pertenece solo a esa generación.

Propuesta
El planteamiento del Gobierno se compondría de tres ejes: parámetros, regulación y 5%.