Economía chilena se contrajo 1,5% durante 2009

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: pib

Los mayores retrocesos los registró el sector de la industria. Durante los últimos tres meses del año pasado, en tanto, el PIB logró un crecimiento positivo de 2,1%.
SANTIAGO.- Con una contracción de 1,5% en el Producto Interno Bruto (PIB) cerró el año 2009 la economía chilena, en relación a 2008, según informó hoy el Banco Central.

Además, el instituto rector revisó los resultados del PIB de los años 2007 y 2008, con lo que -según las nuevas estimaciones- la economía creció 4,6% en 2007, y 3,7% en 2008, lo que implica una caída de una décima en la tasa de crecimiento y un aumento de cinco décimas, respectivamente.

En cuanto a las actividades que lideraron la caída estuvo la pesca, la industria y la construcción, aunque el reporte del Banco Central también menciona que se contrajeron los sectores de transporte, comercio y servicios.

La mayor incidencia negativa la registró la industria, mientras que la actividad de los sectores de electricidad, gas y agua, comunicaciones y el agropecuario, marcaron aumentos.

A nivel trimestral, en tanto, el PIB logró un crecimiento positivo de 2,1% entre octubre y diciembre de 2009, en relación al mismo periodo de 2008, luego de reportar contracciones en la actividad económica durante los tres trimestres anteriores.

Otros indicadores
La demanda interna, por su parte, cayó 5,9% el año pasado, debido al mal desempeño de la inversión, mientras que la formación bruta de capital fijo (FBCF) se contrajo 15,3% en relación a 2008, incidida principalmente por el componente de maquinaria y equipos.

El consumo creció 1,8%, impulsado tanto por el consumo privado como por el del Gobierno, que registraron un aumento de 0,9% y 6,8%, respectivamente.

En cuanto al comercio exterior, las exportaciones de bienes y servicios disminuyeron 5,6%, y las importaciones de bienes y servicios, en tanto, cayeron 14,3%.

El ahorro bruto total ascendió a 19% del PIB en términos nominales, compuesto por una tasa de ahorro nacional de 21,6% del PIB, y un ahorro externo de -2,6% del PIB, que corresponde al superávit en cuenta corriente de la balanza de pagos.