Director del Sernac explica de qué forma se deben cambiar los productos en caso que el consumidor no esté satisfecho

Fuente: La Tercera
Categoría principal: Economía. Palabras clave: sernac

El director del Sernac, Juan José Ossa, se refirió a las diferentes formas de cambiar los productos en caso que el consumidor no haya quedado satisfecho o si el producto se estuviera defectuoso.

"Hay dos situaciones distintas: una cuando el producto es defectuoso y otra cuando el producto no nos gustó. En la primera, la ley le da tres meses a los consumidores para exigir tres cosas: la devolución del dinero, el cambio del producto o la reparación del producto. Lo importante es que los consumidores sepan que los que eligen son ellos, no el comercio. En el segundo caso, si bien el comercio no está obligado a cambiarlo por ley, muchos de ellos lo ofrecen con el ticket de cambio. Para hacerlo, lo más útil es tener la boleta o el ticket de cambio", explicó el director del Sernac en diálogo con Canal 13.

En ese contexto, Ossa subrayó que "es el consumidor el que elige y cuando va a cambiar, cuando va a ejercer cualquier de estos derechos tienen que atenderlo igual que cuando fue a comprar: no le pueden restringir el horario, no le pueden restringir los funcionarios que lo van a atender ni le pueden restringir los locales en que va a ejercer su derecho".

Ossa comentó que entre los reclamos más recurrentes que recibe el Sernac encuentran que "el 45% de los reclamos que recibimos dice relación con que las tiendas no han querido cambiar el producto, 28% que las tiendas no quieren devolver el dinero y sólo un 3% con la negativa de reparar el producto, esto nos dice que muchas veces el comercio empuja a la gente a reparar el producto y no a exigir la devolución del dinero o el cambio del producto".

El director agregó que "el 55% de los reclamos que recibimos entre enero y noviembre dice relación con la garantía legal, hemos detectado mucha reticencia en el comercio para devolver el calzado. Siempre tienen la excusa, que no nos parece válida, que el calzado fue usado, pero las personas tienen el derecho de cambiarlo".

Finalmente, Ossa recordó que el plazo para hacer los cambios que no son por deficiencias del producto es establecido por el mismo comercio y generalmente es de un mes. "El consejo es a ser cuidadosos, ahorrarse problemas y guardar la boleta. Ojala fotocopiarla si son productos de mucho valor", puntualizó.