Diario Financiero: Gobierno mira pacto CPC-CUT para alinear posturas y lograr acuerdo por reforma laboral

Fuente: Diario Financiero
Categoría principal: Economía. Palabras clave: reforma laboral

Por Juan Pablo Palacios

El mandato de La Moneda al Ministerio del Trabajo es claro: buscar la vía más expedita para que la reforma ingrese al Congreso con el mayor acuerdo posible.

Desde la cartera de Huérfanos 1278 recuerdan que hay un documento firmado en el año 2012 e indican que ese será la base para tratar de alinear a empresarios y trabajadores.

La llamada Declaración de Voluntades CPC-CUT apunta al mismo objetivo general del proyecto laboral del Ejecutivo: la negociación colectiva y la sindicalización. "Mejorar el marco de las relaciones laborales, especialmente en la negociación colectiva. Avanzar en fortalecer el sindicato; crear una comisión bipartita para simplificar el proceso de negociación colectiva; ampliar la cantidad de materias que un sindicato puede abordar; favorecer el conocimiento y los beneficios de la actividad sindical, y constituir comisiones bipartitas para analizar el capítulo agrícola", reza el inédito texto.

Ayer la presidenta Michelle Bachelet en entrevista con radio Cooperativa hizo referencia a dicho documento como la base para avanzar en el fortalecimiento de los derechos colectivos.

"Nos hemos basado en esta agenda laboral en un trabajo que no partió hoy, que la OIT desarrolló durante el gobierno anterior con la CPC y la CUT, donde hay una agenda de puntos acordados entre ambos (...) Empresarios me dicen que ellos tienen consciencia de que hay cosas que tienen que cambiar y mejorar en el marco legal de relaciones laborales al interior de cada empresa. Uno ve en empresas que las relaciones entre empleados y empleadores son excelentes y hay otras en que no son buenas las relaciones, por tanto tenemos que ir mejorando las condiciones y ya hay un consenso entre la CPC y la CUT", dijo.

Desde el gobierno ya habrían definido establecer un porcentaje de representatividad a los sindicatos para obtener derechos colectivos. De acuerdo al pacto entre la CUT y la CPC, se establece un 65% de afiliados de la empresa para poder ampliar materias de negociación colectiva.

En el caso de los pisos mínimos, también se seguiría el criterio ya pactado por la multisindical y la multigremial. "Se ha expresado la voluntad de establecer que la respuesta de la empresa a la propuesta de contrato colectivo presentado por los trabajadores, atendidas las circunstancias en que se encuentra la empresa, debiera mantener las condiciones de la anterior negociación colectiva", dice el acuerdo del año 2012.

Sin embargo, los representantes de trabajadores y empleadores dicen que es imposible llegar a acuerdos en esta materia. La CUT, por su parte, ha dicho que el pacto de 2012 ya fue superado por el programa de gobierno de Bachelet, mientras la CPC recalca que el acuerdo abordó aspectos generales y no contempló la titularidad sindical y el fin del reemplazo en huelga.

En la entrevista, Bachelet también indicó que el proyecto aún no está finiquitado y se mostró partidaria de un régimén distinto para las PYME en materia laboral.