Desierto florido dejará ingresos por más de $3.000 millones en Atacama

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: turismo

En la localidad de Totoral las ventas aumentaron en más de un 100%:

Para los cuatro días de Fiestas Patrias se espera el peak de visitas de la temporada.

Cómo un "veranito de San Juan" catalogan los pobladores de Totoral, en la Región de Atacama, el auge que ostenta el pequeño pueblo gracias al desierto florido. Esto, gracias a los miles de turistas que han llegado hasta la anónima localidad para abastecerse luego de recorrer el espectáculo de flores, lo que ha generado un alza en las ventas del comercio local de más del 100%.

Tal ha sido el impacto del fenómeno en la región, que el seremi de Economía (S), Alejandro Escudero, adelantó que los ingresos por las visitas a la zona entre agosto y septiembre superarán los $3.000 millones. Se espera que este fin de semana se produzca un peak de visitantes.

El sector más beneficiado de todos ha sido precisamente Totoral. Ubicado 60 kilómetros al sur de Copiapó y con una población que no supera el centenar de personas, en su mayoría adultos mayores, está en el epicentro del fenómeno natural y hoy se encuentra rodeado de flores por todos lados.

El dueño del único negocio del lugar, Carlos Morales, explica que han llegado buses desde Olmué y Valparaíso cargados de turistas y que los fines de semana es cuando más gente se ve circular. "El desierto florido es el patio de este pueblito y hacemos la recomendación para que no saquen las florcitas", comenta. Sus ventas han aumentado un 100%, siendo las bebidas y el agua lo más demandado.

Como los recorridos son largos, el apetito también se les abre a los visitantes, y ahí las empanadas de "Las Gemelas Cotal" causan sensación. De locos, camarón, carne y aceitunas de la zona, son la especialidad del local. Las más de 200 unidades que se preparan diariamente no dan abasto en estos días.

Olaya Cotal se muestra agradecida de la naturaleza, ya que con los ingresos que han obtenido pudieron renovar los fogones en la cocina y otros artículos de la casa. "Antes, con suerte ganábamos 20 lucas el fin de semana, y ahora tenemos harta gente", acota.

Con pebre, queso de cabra o solo mantequilla, las churrascas también han sido grito y plata. A pesar de las altas temperaturas, Jova Rodríguez saca las tortillas desde la parrilla con las manos descubiertas para entregarlas calentitas a los turistas, que ni siquiera se bajan de sus autos para comprarlas. La mujer resalta que durante los fines de semana está vendiendo cerca de 100 churrascas al día. Ya se está preparando para las Fiestas Patrias, donde espera que la venta se triplique.

El seremi Escudero espera que la popularidad que ha tomado la región sirva también para promocionar otras atracciones, como el turismo de montaña y el agroturismo.