Dólar actúa como refugio ante crisis en Turquía y Argentina y se dispara $41 en agosto, su mayor alza mensual en 7 años

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: dolar

Economistas señalaron que el peso chileno se apreciaría a fin de año por mayor solidez de la economía local. Prevén que la paridad caiga a $640-$650.

La menor tensión en la guerra comercial que protagonizan las principales potencias del mundo, sumado a los positivos resultados que han tenido las negociaciones del Nafta entre Estados Unidos y México, han impulsado a la divisa estadounidense en el último mes. También ha influido la crisis económica que atraviesan las economías de Turquía y Argentina, que han contagiado a los demás mercados emergentes y han llevado a que los inversionistas utilicen el dólar como activo de refugio, contribuyendo a su fortaleza.

En el mercado local, ayer el tipo de cambio subió con fuerza $11,8, hasta los $678,1. Este es su mayor valor desde mayo del año pasado, cuando estuvo en $678,3, y su mayor alza diaria desde el 11 de noviembre de 2016, cuando subió $12,5, días después del triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales.

A un día de que termine agosto, el dólar avanza $41,1 y es su mejor desempeño mensual en siete años, específicamente desde septiembre de 2011 cuando anotó un alza de $58,8.

El índice dólar DXY -que compara la divisa de Estados Unidos con una canasta de monedas del mundo- ayer subió 0,11% hasta los 94,7 puntos y en lo que va del mes ha aumentado 0,16%, su mayor repunte mensual desde junio.

Felipe Ruiz, economista de Bci Estudios, comentó que "los principales riesgos se centran en la economía de Argentina y Turquía, cuya crisis de confianza económica ha motivado importantes caídas en el valor de sus monedas. El dólar de EE.UU., en consecuencia, se fortalece a nivel global. Los activos de riesgo pierden atractivo e inversionistas se refugian en la moneda norteamericana y en sus instrumentos soberanos".

La depreciación del peso chileno se debe, según Antonio Acha (economista de BICE Inversiones), a un contagio de lo que ha pasado con las monedas de la región, especialmente el peso argentino y el real que se han depreciado un 28,81% y 9,44% en agosto, respectivamente. Acha señaló que hay un conjunto de factores a nivel global que han presionando al peso chileno: "El dólar global más fuerte y el ruido regional han sido el principal factor que ha llevado a que en esta última semana el peso chileno se acople a la depreciación observada en el peso argentino y el real brasileño".

Recuperación del peso

Pese a que reconoce los temores de los inversionistas respecto de los mercados emergentes, Gabriel Cestau, economista del Banco Santander, mantiene una visión optimista para la moneda chilena. "Lo más probable es que el peso se tienda a apreciar en las próximas semanas. A diferencia de otros países, los fundamentales de la economía chilena son sólidos y eso debiese provocar un efecto diferenciador", dijo Cestau, quien espera que a fin de año el tipo de cambio se ubique en $650.

En tanto, BICE Inversiones y Bci Estudios esperan que en lo que queda del año caiga a $640. Para Felipe Ruiz prevalecerían los fundamentos económicos que anticipan alguna recuperación de valor en monedas de economías emergentes hacia fin de 2018.

Contagio
Las crisis en Turquía y Argentina han contagiado a otros mercados, depreciando sus monedas.