Críticas a la reforma laboral reaparecen y expertos abogan por cambios a la regulación

Fuente: El Mercurio
Categoría principal: Economía. Palabras clave: reforma laboral

Empresarios y académicos coincidieron en que Chile tiene un gran potencial para aprovechar la revolución tecnológica en el mundo laboral, y recomiendan un mayor diálogo entre empresa y trabajadores.

El impacto de los avances tecnológicos en el mundo laboral y la necesidad de introducir modificaciones en la formación y en las normas que regulan el trabajo fueron las materias más destacadas que se abordaron ayer en el foro empresarial "Cómo trabajaremos en el futuro", que organizó Icare y la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) en el Centro de Innovación UC, Anacleto Angelini.

En el encuentro expusieron empresarios, economistas y emprendedores. Entre ellos, René Cortázar, investigador senior de Cieplan; Sergio Urzúa, investigador de Clapes UC; Claudio Muñoz, presidente de Telefónica; Alejandra Mustakis, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech); Alfonso Gómez, presidente ejecutivo del Centro de Innovación UC, y Michael Bender, socio senior de McKinsey.

También se invitó a los candidatos presidenciales. De ellos, solo asistió José Antonio Kast. Desde el equipo de Alejandro Guillier acudió el economista Osvaldo Rosales, mientras que Hernán Cheyre lo hizo desde el comando de Sebastián Piñera.

El líder de la CPC, Alfredo Moreno, afirmó que "no existe un mejor momento para discutir estos temas que cuando el país está siendo convocado para elegir un nuevo Presidente o Presidenta". El ex canciller añadió que "intercambiar puntos de vista es, precisamente, para mejorar las cosas. Así, las empresas pueden ser más productivas y las personas pueden tener un mejor trabajo. Eso es lo que se busca cuando las empresas y los trabajadores conversan".

Uno de los tópicos criticados en el foro empresarial fue la reforma laboral impulsada por el actual gobierno, que comenzó a regir el pasado 1 de abril. El investigador de Clapes UC, Sergio Urzúa, se mostró preocupado por el contenido de la norma y por la baja productividad del país. "Chile cuenta con una reforma laboral que le ha puesto un escollo brutal a la modernización del mercado del trabajo. Es una reforma laboral que huele a los setenta". Hernán Cheyre, en tanto, coincidió con el análisis de Urzúa e indicó que "obviamente se requiere una reforma laboral para el siglo XXI. Se perdió una tremenda oportunidad en la discusión de la reforma laboral que se hizo durante este gobierno y terminó siendo una reforma sindical". Acusó que "cuando se hablaban temas de flexibilidad parecía algo bastante pecaminoso; se asemejaba a algo precario".

Más diálogo

El ex ministro del Trabajo René Cortázar aseveró respecto al escenario laboral que "nuestra propia experiencia muestra que cuando se produce un cambio tecnológico de esta magnitud y cambian las relaciones laborales con esta intensidad, la calidad de nuestra respuesta en relación a las instituciones o las reglas del juego que van a regular la relación laboral pasan a ser decisivas". Cortázar aseguró que una forma de ajustar estos cambios son las leyes laborales, mientras que el segundo mecanismo para ajustar los cambios es que estas reglas del juego se fijen entre las partes. "El modelo mental dominante en la búsqueda de estos acuerdos debe entender que cuando se busca el acuerdo hay algún interés común de las partes. De otro modo, no hay posibilidad de negociación y acuerdo. Si no hay interés común, no hay ninguna posibilidad de acuerdo. El ex secretario de Estado añadió que "eso significa, en concreto para nuestra realidad chilena, que de lo que uno tiene que preocuparse es de que no se consoliden más los modelos de suma cero".

Usar la tecnología

Urzúa agregó que el país tiene condiciones inmejorables para impulsar una gran transformación gracias a los avances tecnológicos. Destacó que el desafío es aprovecharlos para optimizar la productividad.

En tanto, la vicepresidenta de Icare, Vivianne Blanlot, expuso que Chile aún está a años luz de tener capacidad de adaptarse a los desafíos laborales futuros.

Disputa electoral

El candidato independiente José Antonio Kast destacó que en los setenta y los ochenta se "hizo un salto cualitativo enorme en materia laboral y previsional. Y hoy lo quieren desconocer y llevarnos al fondo de reparto". También criticó a las firmas que se han coludido.

El miembro del comando de Alejandro Guillier, Osvaldo Rosales, expuso la necesidad de avanzar hacia un marco laboral que "divida virtuosamente la flexibilidad de la seguridad, generando un trabajo decente. Eso significa diálogo en las empresas y mejores negociaciones colectivas".

Habilidades Expositores coincidieron en que las habilidades blandas serán las más cotizadas.